CNDDHH: “La pena de muerte no ha servido como mecanismo disuasivo”

Coordinadora de Derechos Humanos calificó de “irresponsable” plantear la posibilidad de aplicar la pena capital en el país. Sostuvo que detrás de la propuesta hay motivaciones políticas.

31 Oct 2017 | 17:46 h

El secretario ejecutivo de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH), Jorge Bracamonte, cuestionó que se haya planteado la posibilidad de aplicar en el país la pena de muerte para violadores de menores de edad.

Calificó este propósito que impulsan algunos congresistas de Fuerza Popular de “irresponsable”, y consideró que detrás de este planteamiento existen motivaciones políticas que buscan sacar algún tipo de rédito.

PUEDES VER: Rodríguez admite que errores judiciales impiden aplicación de pena de muerte

"Nos parece absolutamente irresponsable plantear el tema, colocarlo en un escenario público para tratar de aprovechar un tema sensible, como es el de la violencia condenable, irracional y espantosa cometida contra los menores", declaró a la agencia Andina.

La iniciativa ha encontrado eco en el Parlamento de parte de congresistas que consideran que ampliar el alcance de la pena de muerte permitirá disuadir a quienes lo cometen. Sin embargo, según Bracamonte, no hay registro de resultados positivos de esta fórmula.

"Acentuamos el lado punitivo y no tratamos aquello que puede permitirnos prevenir este tipo de situaciones. Hay información suficiente de que en estados donde está vigente la pena de muerte, no ha servido como mecanismo disuasivo”, subrayó.

El representante de la CNDDHH apuntó que lo viable en este tema es promover estrategias que fomenten el respeto entre las personas, mediante la protección de sus miembros en una comunidad. Afirmó que así atendemos el tema de fondo sin capitalizar la indignación de las personas. 
 

Te puede interesar