Confrontación por comisión Lava Jato afecta pedido de confianza de Aráoz

Congreso hace cuestión de estado. Comisión Lava Jato insiste en que Kuczynski debe responderles en persona. Mandatario afina explicaciones por escrito. Fujimoristas advierten ánimos crispados en su decisión sobre el gabinete.

11 Oct 2017 | 6:20 h

A un día del pedido de confianza de la primera ministra Mercedes Aráoz al Congreso, escala la crispación entre este poder y el Ejecutivo por la pretensión de la comisión Lava Jato: hacer comparecer al presidente Pedro Pablo Kuczynski. El titular del Legislativo, Luis Galarreta, respalda la intención de este grupo y Kuczynski insiste en solo enviarle explicaciones por escrito.

"Respaldo a la comisión y sus integrantes. Lamento que ad portas de la presentación del gabinete, donde venía un ambiente bastante positivo para la ministra Mercedes Aráoz, (Kuczynski) se usen términos como que la comisión es un circo", dijo Galarreta en la emisora RPP el lunes.

PUEDES VER Mulder sustentó proyecto que impide a partidos con menos de 3 años participar en elecciones

La comisión Lava Jato envió un segundo oficio al mandatario insistiendo en su pedido para que responda en persona ante este grupo. Los congresistas quieren preguntarle por su participación en el proceso de concesión de la Carretera Interoceánica y en otros proyectos, como el Gasoducto Sur Peruano, en el gobierno de Alejandro Toledo. Además, sobre gestiones, normas emitidas y posibles vinculaciones con empresas brasileñas y sus consorciadas.

"El presidente PPK ha participado (en la Interoceánica). Es un testigo clave importantísimo. Que por televisión nacional nos enteremos de que sus abogados están preparando sus respuestas, que son personalísimas y que solo puede dar el testigo, es algo delicado", resaltó la fujimorista Rosa Bartra, presidenta de la comisión Lava Jato, también en RPP.

"De forma totalmente irresponsable, (Kuczynski) vuelve a crear el enfrentamiento. Que quede claro que él es el responsable de lo que pueda pasar el día que se presente Mercedes Aráoz (por el voto de confianza), porque él lo está propiciando", advirtió Héctor Becerril, vocero alterno de FP.

Constitucionalistas como Víctor García Toma, ex presidente del Tribunal Constitucional, y Samuel Abad, otrora adjunto de asuntos constitucionales en la Defensoría del Pueblo, consideran que Kuczynski no está obligado a ir o recibir a la comisión Lava Jato para que lo interrogue.

El artículo 117 de la Constitución señala que el presidente "solo puede ser acusado" por traición a la patria; impedir elecciones presidenciales, congresales, regionales o municipales; disolver el Congreso sin estar facultado; o impedir su funcionamiento, o que operen organismos electorales.

Sin embargo, el artículo 97 dice que "es obligatorio comparecer, por requerimiento", ante comisiones investigadoras del Congreso "bajo los mismos apremios que se observan en el procedimiento judicial".

El constitucionalista David Lovatón, profesor de la Pontificia Universidad Católica, explica que "no debe interpretarse un artículo de forma aislada sino sistemática", siguiendo el denominado "principio de unidad de la Constitución".

"Debe entenderse que esa obligatoriedad no es en la misma intensidad para todos. El artículo 110 dice que el presidente personifica a la Nación. Entonces, es un régimen presidencialista, está obligado a colaborar, pero no de la forma que quiere la comisión congresal", dice el experto.

Cómo llega aráoz

Para el politólogo Jorge Morel, investigador del Instituto de Estudios Peruanos, la atmósfera se enrareció por falta de sintonía en el gobierno.

"Imaginábamos mejor escenario en tanto el gabinete complace en cierta medida exigencias fujimoristas en temas como eucación y por el tono conciliador de Aráoz con el fujimorismo. En otra línea, el presidente dice 'ese circo'. Hay problema de cómo guardar coherencia", anota.

Explica esto como un reclamo de Kuczynski, que después de tantos esfuerzos para satisfacer a los 'naranjas' recibe otra acometida de ellos en que le caerían varias pullas.

En su perspectiva, "el presidente parece que todavía siente esa tensión entre ser fujimorista o antifujimorista". En tanto, nota que "el fujimorismo claramente continúa con la estrategia de siempre: 'soy mayoría parlamentaria y me debes pleitesía casi'".

El politólogo Alonso Cárdenas, docente de la Universidad Ruiz de Montoya, resalta que el gobierno tiene las de ganar: el voto de confianza estaría asegurado porque un rechazo pone en peligro la permanencia de los parlamentarios.

"La censura del gabinete Zavala favorece a la premier Aráoz. El riesgo de que se rechace el pedido de confianza es irrisorio, pues el presidente estará habilitado para cerrar el Congreso", sostiene.

Además, al estar tan cuestionado el Congreso, si Kuczynski no va o recibe a la comisión Lava Jato "no se alteraría mucho su tensa relación con Fuerza Popular".

A esto se suma el posible indulto a Alberto Fujimori. "Pende como espada de Damocles sobre la bancada mayoritaria: modificaría sustancialmente la correlación de fuerzas en el seno fujimorista", aduce. Pero el impacto internacional afectaría el manejo político. "Un derrotero irreversible", dice.

Acuerdo y circo

  • Llamado. "El mandato del pueblo, entonces, ha sido que nos pongamos de acuerdo para gobernar. Nos ha entregado, al Gobierno y a la mayoría parlamentaria, una corresponsabilidad para dirigir los destinos de la nación", señaló Mercedes Aráoz en un artículo en El Comercio.
  • Desaire. "Es un circo... Yo no voy a someter la Presidencia de la República a eso", dijo Pedro Pablo Kuczynski sobre el pedido de la comisión Lava Jato, el viernes 6.

Te puede interesar