“Sendero Luminoso le ganó al Estado la guerra política”

Análisis. Ex juez antiterrorista, Marcos Ibazeta, enfatizó que SL mutó a organizaciones de fachada como Movadef y Conare.

13 Sep 2017 | 9:16 h

Chiclayo

El ex presidente de la Sala Penal Antiterrorismo, Marcos Ibazeta Marino, consideró que Sendero Luminoso (SL) está en la fase de mutación a organizaciones de fachada  con el pensamiento Gonzalo. El ex magistrado lamentó que no haya decisión política y unidad entre el Ejecutivo, Legislativo, Policía Nacional y Ministerio Público para acabar con el terrorismo.

“No hay liderazgo político en todos los estamentos para crear las condiciones de combate contra Sendero que nunca se rindió. Ahora no podemos patalear ni insultar, sino es el momento de la serenidad en la sociedad y en el gobierno”.

Líneas seguidas anotó que no debe permitirse que un pensamiento totalitario y destructivo sirva de ideología para organizaciones como el Movimiento por la Amnistía y Derechos Fundamentales (Movadef) y Comité Nacional de Lucha y Reconstrucción del SUTEP (Conare), que dicen actuar políticamente. 

“Aquellos que son excarcelados, como Maritza Garrido Lecca, al tener rostro visible no van a estar al frente de algún movimiento de fachada para mutar de la lucha armada a la lucha política con el pensamiento Gonzalo”, afirmó.

Ibazeta enfatizó que cuando los terroristas obtienen su libertad, tras cumplir su sentencia, el pueblo y los líderes políticos entran en histeria colectiva, lo que –según dijo–  no es bueno, pues son muestras de una imprevisión absoluta.

“El desafío no debe ser Garrido Lecca o Martha Huatay, sino las organizaciones de Sendero Luminoso que continúan en guerra con el Estado”, anotó.

Asimismo aseveró que los miembros de SL ya están reagrupados luego de derrotar al Estado en lo político, en razón que casi todos los terroristas han recobrado su libertad. “No sabemos dónde están, hay infiltración en el Magisterio y crean frentes sociales”, subrayó.

El ex magistrado enfatizó que existe un marco jurídico inequívoco, por lo que urge uno nuevo que responda a un diagnóstico situacional del país.

Agregó que el Estado bajó la guardia en la lucha contra el terrorismo, pues debilitó el servicio de inteligencia, quitó logística a la Dircote y permitió que los pabellones de las cárceles sean zonas de combate y adoctrinamiento de SL. 

Te puede interesar