New York Times: ¿Necesita el Perú una prisión solo para expresidentes?

‘The New York Times’, importante diario de Estados Unidos, analiza, a través de una columna de opinión, si es que Perú necesita de una cárcel especial para expresidentes.

7 Ago 2017 | 10:23 h

Este lunes 7 de agosto, el diario norteamericano ‘The New York Times’ compartió una columna de opinión elaborada por Sonia Goldenberg, que analiza si el Perú necesita de una cárcel especial para sus expresidentes.

¿La razón? En la actualidad nuestro país tiene 4 exmandatarios que están o en la cárcel o se encuentran fugitivos de la justicia, sea por crímenes, por violar derechos humanos o por corrupción.

PUEDES VER Informe sobre anotación de Odebrecht de pagos a Keiko llegaría en los próximos días

En el texto se recuerda primero al dictador Alberto Fujimori, quien cumple una condena de 25 años en el penal de Barbadillo, donde también está Ollanta Humala, a quien se le ha confirmado la prisión preventiva de 18 meses.

Alejandro Toledo es el tercero del grupo y él, de momento, se encuentra prófugo al ser implicado en recibir coimas de parte de la constructora brasileña Odebrecht.

La lista se cierra con Francisco Morales Bermúdez, a quien le dictaron cadena perpetua en Roma por la participación de Perú en el Plan Cóndor.

“El único expresidente vivo que no ha sido incriminado hasta el momento es Alan García, quien tuvo dos periodos e, irónicamente, tiene una legendaria reputación por corrupción que lo ha perseguido por décadas”, indica la columna.

También se recuerda que más de la mitad de los gobernadores regionales del país están en prisión o bajo investigación.

“Perú no es más corrupto que cualquier otro país de América Latina (...). Incluso luego de 200 años, Perú sigue siendo una república frágil. Sin embargo, en los últimos 25 años ha puesto fin a una guerra interna, terminado conflictos con vecinos, superado la hiperinflación, se convirtió en una democracia estable y, pese a su situación actual, conseguido crecimiento económico y reducción de pobreza”, indican las líneas finales del texto.

Te puede interesar