Tensión en Machupicchu

alerta. El riesgo de que la ciudadela inca sea tomada por maestros del Cusco es latente. Ayer cinco docentes lograron ingresar, pero fueron intervenidos por la policía y retirados pacíficamente. Se ha desplegado agentes dentro, fuera y en las vías de acceso a la maravilla mundial.

16 Jul 2017 | 22:31 h

Luis Álvarez 

 

En el Santuario Histórico de Machupicchu se respira una tensa calma, por la presencia en los alrededores de docentes que acatan desde hace un mes una huelga indefinida y que amenazan con tomar la maravilla mundial.

Ahora entre los muros incas no solo hay turistas tomando fotografías, sino policías alertas ante cualquier actividad inusual. 

En los últimos días los maestros bloquearon la línea férrea que conecta el Cusco con la Maravilla Mundial, impidiendo el paso de los trenes con turistas nacionales y extranjeros a bordo, pero al no ser atendidos su reclamos por el gobierno, desde el pasado sábado, amenazan con ingresar y tomar el recinto.

Desde el fin de semana agentes se instalaron en zonas estratégicas de ingreso y dentro de la Ciudadela Inca para evitar que manifestantes cumplan con sus amenazas. 

Pese a ello, ayer  cinco profesores burlaron los estrictos controles, lograron ingresar y al exhibir en el sector denominado Piedra Sagrada una pancarta en la que se leía “Profesores en Machupicchu, por culpa del Gobierno”, atrayendo la atención de los turistas, los profesores fueron conminados a identificarse ante la autoridad policial y por ser considerado una falta fueron retirados. “Es un hecho aislado que no derivó a mayores inconvenientes”, dijo el jefe de la Séptima Macro Región Policial Cusco-Apurímac, Gral. Max Iglesias.

enfrentamiento

Un grupo de maestros que intentó llegar a la ciudadela retornó al Cusco y denunció que fueron reprimidos por la policía. “Nos emboscaron cerca de cien policías en una quebrada y lanzaron bombas lacrimógenas”, dijo entre lágrimas una maestra. 

El profesor Melchor Quispe aseguró que tras el incidente con los agentes, perdieron contacto con varios profesores de la base de Paruro y Calca.

Al respecto, el jefe policial de Cusco-Apurímac negó los hechos y aseguró que no tienen profesores detenidos y que las intervenciones se hacen en compañía del Ministerio Público. Esto fue ratificado por Ruth Baez, integrante del Comité de Lucha del Sute Regional.

“Las pretensiones de los huelguistas de tomar Machupicchu están latentes, por lo que estamos en alerta permanente”, agregó el alto mando policial.

Malestar

Ruth Baez lamentó que representantes de la cadena de hoteles Casa Andina tilden a los maestros de terroristas y pidan que sean recluidos en una cárcel. "Nosotros no somos violentistas. Si es necesario, que nos investiguen uno por uno. No íbamos a tomar Machupicchu, sino a hacer un pago a la Pachamama", indicó. ß

Te puede interesar