Edgardo Isla, el muerto de Yanajanca que acusa al ‘Capitán Carlos’

Señalamiento. Sin un ápice de duda, Geiser Ollaguez, testigo del secuestro de Edgardo Isla Pérez por parte de una patrulla militar, señala que los autores provenían del cuartel que jefaturaba el entonces capitán EP Ollanta Humala.

18 Jun 2017 | 1:40 h

"Yo vi cuando soldados de una patrulla armada con fusiles y machetes ingresaron en la casa de Edgardo Isla Pérez, ‘Rambo’, en la mañana del 25 de junio de 1992. Luego de torturarlo, se lo llevaron con dirección desconocida, y cinco horas después, su cuerpo fue encontrado cerca de la cancha de fútbol del centro poblado de Yanajanca", relató Geiser Ollaguez Cárdenas, amigo de infancia de la víctima que todavía vive en el lugar.

“Los militares eran de la base de Madre Mía, que comandaba el ‘Capitán Carlos’”, precisó Ollaguez.

PUEDES VER Fiscalía ha pedido información sobre los jefes de Humala en Madre Mía

‘Capitán Carlos’ era el nombre de guerra del entonces capitán EP Ollanta Humala Tasso, quien dirigía la Base Contrasubversiva de Madre Mía, a pocos minutos del lugar donde fue asesinado “Rambo”, amigo de Geiser Ollaguez.

“Los soldados que mataron a mi amigo ‘Rambo’ eran de la base del ‘Capitán Carlos’. Ahora sé que el ‘Capitán Carlos’ era Ollanta Humala”, señaló.

Es la primera vez que se encuentran los restos de una de las víctimas atribuidas a Humala cuando estuvo al frente de Madre Mía. El ex mandatario fue juzgado y el caso archivado por la desaparición y muerte de los cónyuges Natividad Ávila Rivera y Benigno Sulca Castro, pero sus cuerpos no han sido encontrados hasta el momento.

El ex jefe de la Base Contrasubversiva de Madre Mía, el comandante EP en retiro Ollanta Humala, niega haber ordenado ejecuciones extrajudiciales durante el periodo en que cumplió funciones en la zona, en 1992.

Identificado

La República consiguió una copia de la ficha de identificación de Edgardo Isla Pérez del antiguo Registro Electoral del Perú, del 24 de octubre de 1985, seis años antes de su fallecimiento. Había nacido el primero de junio de 1964, en Huánuco. Es decir, lo mataron 24 días después de que cumpliera 28 años de edad.

“Sí, es ‘Rambo’”, confirmó Geiser Ollaguez al observar una copia de la ficha de identificación de Edgardo Isla Pérez que le mostró este periódico.

Ex soldados de la Base Contrasubversiva de Madre Mía declararon al programa periodístico Beto a Saber que miembros de la repartición militar que se encontraba dirigida por Humala fueron los autores del homicidio de Isla. El viernes 9 de junio de este año, integrantes del Equipo Forense Especializado del Ministerio Público encontró los restos de “Rambo” cerca al centro deportivo donde, según declaración de Geiser Ollaguez, había sido lanzado el cuerpo de su amigo, asesinado a puñaladas por los militares de Madre Mía.

Con la cabeza agacha y temeroso al hablar, Geiser Ollaguez narró a La República que a Edgardo Isla Pérez lo llamaban “Rambito” por su parecido físico con el actor Sylvester Stallone. Era musculoso, deportista y medía 1 metro con 73 centímetros, como señala su ficha electoral.

“Un día antes de que asesinaron a ‘Rambito’ estuvimos celebrando la fiesta de San Juan. Ese 24 de junio toda la gente de Yanajanca se reunió en el local comunal. Era una gran fiesta donde la mayoría del pueblo había asistido con su familia. Luego de tomarnos algunas cervecitas y al ver que llegaba la madrugada, ‘Rambito’ me dijo para ir a descansar a su casa. Y así fue”, dijo.

“No había pasado ni una hora que nos retiramos de la fiesta, cuando de pronto un gran golpe violentó la puerta de la casa de Edgardo. Yo estaba durmiendo en otra habitación, cuando me percaté de que varios soldados ingresaron en el cuarto de ‘Rambo’. Uno de ellos gritó: ‘¡Él es el soplón! ¡Es el soplón!’, repetía a cada rato. En esos momentos los militares lo agarraron de la cabeza y lo sacaron de su casa a punta de golpes. ‘¡Levántate, concha tu madre! ¡Terruco de mierda!’, gritaban. Los militares eran de la base de Madre Mía”, explicó Ollaguez.

Testigo presencial

“Yo no pude hacer nada para defender a mi amigo ‘Rambo’ porque me retuvieron, me golpearon, me torturaron y me amenazaron con liquidarme. Me advirtieron que si no me iba de Yanajanca, me matarían”, relató Geiser Ollaguez.

El centro poblado de Yanajanca está ubicado a la altura del kilómetro 555 de la carretera Fernando Belaúnde, al borde del río Huallaga. Yanajanca colinda en ambos lados con los poblados de Huamuco, La morada, La Perla y Buenos Aires.

Edgardo Isla Pérez tiene otros cinco hermanos. Dos de ellos, Eusebia y Edith, fueron las que condujeron a las autoridades del Ministerio Público hasta la cancha de fútbol de Yanajanca donde “Rambo” había sido enterrado por sus propios familiares a menos de un metro bajo tierra.

“¿Conoció al ‘Capitán Carlos’?”, preguntamos a Geiser Ollaguez.

“No lo conocí, pero ahora sé por las noticias que el ‘Capitán Carlos’ es el ex presidente Ollanta Humala”, respondió.

La base militar de Madre Mía está ubicada en la parte alta de una colina en el kilómetro 550 de la carretera Fernando Belaúnde y a unos 15 minutos de distancia por vehículo, respecto al centro poblado de Yanajanca. Son dos horas a pie. El cuartel ahora pertenece a la Dirección Nacional de Operaciones Especiales (Dinoes), luego de que el cabecilla senderista del Alto Huallaga, Florindo Flores Hala, camarada “Artemio”, fuera capturado en 2012, en el gobierno de Ollanta Humala.

El agente municipal de Yanajanca, Williams Villanueva, también fue testigo de la detención de su amigo “Rambo” a manos de una patrulla militar. Afirmó que los militares sospechaban que Edgardo Isla, quien se dedicaba a trasladar a los pobladores de un lado a otro del río Huallaga con un bote a motor, era un informante de los terroristas.

“Los militares creían que ‘Rambo’ era un colaborador de la guerrilla, y por eso lo mataron y le cortaron las orejas. Se lo llevaron y lo torturaron para obligarlo a que revelara los nombres de los terroristas”, declaró.

“En esa época vivíamos entre la espada y la pared. Mucha gente fue obligada a colaborar, ya sea para el Ejército o para los terroristas. Finalmente, terminaban asesinados. No había derechos humanos. Todos los días había muertos en la carretera. Ya no era novedad ver tantos cadáveres. Eso era la realidad en este lugar”, recordó el agente municipal.

Williams Villanueva es uno de los pobladores que participó en la excavación y hallazgo de los restos de Edgardo Isla. Según el agente municipal, Eusebia y Edith Isla Pérez, hermanas de “Rambo”, que estuvieron presentes en la exhumación, le pidieron ayuda.

“No fue fácil. Demoramos tres días para encontrar los restos de Edgardo Isla. Excavamos varios puntos, de acuerdo con lo que indicaban las hermanas, hasta que la pala chocó con una piedra de cemento y luego de varias horas se encontraron trozos de un cadáver, así como parte de una dentadura”.

"Es la primera vez que son encontrados los restos de una de las víctimas atribuidas a la base de Madre Mía."


Ficha del antiguo Registro Electoral de Edgardo Isla Pérez, asesinado por militares de Madre Mía en Yanajanca.

Habrá más búsqueda de cuerpos de víctimas en tres localidades

Los restos de Edgardo Isla Pérez fueron trasladados a la Morgue Central de Lima para que sean sometidos a un proceso de identificación.

"En los años 90, el terrorismo entró en Yanajanca, y durante todo ese tiempo vivimos un infierno. La mayoría de los pobladores no querían salir, porque no querían dejar sus chacras y sus animales”, explicó Geiser Ollaguez.

“En ese tiempo, el Ejército entró con fuerza a Yanajanca y mataba sin asco. Lo mismo hacían los de Sendero Luminoso”, añadió.

Fuentes del Ministerio Público señalaron que en los próximos días se harán más búsquedas de cuerpos en las zonas de Las Palmas, Venenillo y Honolulú, donde presuntamente personal militar de la base de Madre Mía cometió ejecuciones extrajudiciales.

El testigo Geiser Ollaguez estaba junto con Edgardo Isla cuando los militares lo secuestraron. Su cadáver apareció cinco horas después.

Te puede interesar