Fiscalía ha pedido información sobre los jefes de Humala en Madre Mía

Investigación. Teresa Ávila, hermana de la desaparecida Natividad Ávila, ha sido citada para ofrecer su testimonio este viernes. Para el abogado Carlos Caro, la investigación podría toparse con inconvenientes si se decide acusar a Humala.

15 Jun 2017 | 1:48 h

La investigación por el caso Madre Mía, reabierta por la Cuarta Fiscalía Supraprovincial, solo alcanzará al ex presidente Ollanta Humala si es que los nuevos testimonios y pruebas logran determinar su responsabilidad en los presuntos asesinatos de los esposos Natividad Ávila Rivera y Benigno Sulca Castro.

El fiscal Luis Valdivia Calderón dispuso abrir una investigación preliminar contra los que resulten responsables por los delitos de desaparición forzada, contra la vida, lesiones graves y asesinato. No se menciona al ex presidente.

PUEDES VER Marco Arana: “Estamos haciendo política y sin duda hay una disputa de poder”

El abogado penalista Mario Amoretti explicó que una investigación preliminar tiene por objetivo establecer, primero, los delitos cometidos y luego a los responsables. Los testimonios deberán ser confrontados.

Por su parte, el abogado penalista Carlos Caro advirtió que el esfuerzo de la Fiscalía podría complicarse. Según dijo, si se decidiera acusar finalmente al ex presidente Humala, su defensa podría alegar o la prescripción o el principio de la cosa juzgada (leer enfoque).

Solicitudes

Por lo pronto, el despacho que dirige Valdivia ha pedido información al Ministerio de Defensa y al Ejército sobre el batallón contrasubversivo 313, que operaba en Los Laureles, Tingo María, y del cual dependían cinco bases, una de ellas la de Madre Mía.

Y ha solicitado información sobre el comando del Frente Huallaga, el cual estaba dirigido por el general Eduardo Bellido Mora, cuya sede era Tingo María y que formaba parte de la cadena de mando de la que dependía Humala.

Carlos Rivera, abogado del Instituto de Defensa Legal, mencionó que el fiscal Valdivia conoce, por experiencia, que esta clase de crímenes no los decidían “oficiales de menor jerarquía, sino quienes ejercían el comando militar en las zonas”.

La Fiscalía de Valdivia también solicitó al Poder Judicial toda la información sobre el expediente judicial seguido contra Humala. El objetivo, se entiende, es tener un conocimiento oficial del caso y las razones por las cuales fue sobreseído en el año 2009.

“Él (Valdivia) conoce el caso, claro, pero como se trata de una investigación oficial necesita de una información de ese nivel. Ya con ese expediente en las manos, va a tomar una decisión de qué manera incorpora a Humala, o no”, señaló Rivera.

Teresa Ávila, hermana de Natividad, dijo que “no tiene confianza” en los resultados. El viernes ha sido citada, para las diez de la mañana, a fin de ofrecer su testimonio.

Cuatro días después de que peritos de forenses de la fiscalía hallaron los restos de Edgardo Isla Pérez, quien habría sido secuestrado por militares en 1992 y asesinado por orden del llamado “capitán Carlos”, se supo de la formalización de esta investigación preliminar.

Madre Nía: ¿Solo humo o caso viable?

Carlos Caro Coria
Abogado

Hay dos temas que la Fiscalía no ha tocado en su reapertura de investigación. Uno es la prescripción. El delito imputado es asesinato que, conforme a la legislación de la época, prescribe a los 20 años. Y sobre la lesa humanidad, la regulación es del año 2003, cuando se firma el tratado de imprescriptibilidad. Eso ha generado un debate constitucional y la jurisprudencia está partida. Por ejemplo, para el Tribunal Constitucional, el caso de El Frontón sí se puede abrir y para otros tribunales eso no es posible porque la imprescriptibilidad solo se puede aplicar para casos del 2003 en adelante.
El segundo punto es el de la cosa juzgada, porque Ollanta Humala fue absuelto por la Corte Suprema a consecuencia de un sobreseimiento.
La posibilidad de que este caso camine tiene esas dos trabas. Abrir la investigación en contra de quienes resulten responsables no resuelve el problema de fondo, solo lo posterga. Si un día se quisiera sentenciar a Humala, este podría alegar la prescripción o la cosa juzgada.

Te puede interesar