El Fujiaranismo y sus insultos

13 Jun 2017 | 23:30 h

“Para mis amigos: todo, para mis enemigos: el reglamento del FA”. Este es el nuevo lema de Marco Arana que busca, a toda costa, tener la mayoría de una bancada de ahora 19 integrantes. Ahora claro, si añadimos que entre sus “amigos” está Humberto Morales, congresista de Tierra y Libertad que aseguró que todas las mujeres son “chismosas y mentirosas”...pues ya se imaginan ustedes.

No es novedad que las dos agrupaciones -Tierra y Libertad y Movimiento Nuevo Perú- que podrían haber convivido en el Frente Amplio, ahora se encuentran totalmente enfrentadas. Sin embargo, la solución de Marco Arana parece ser la expulsión de todos sus “detractores”, uno a uno. Tal es así que, luego de la expulsión de Richard Arce, ahora se vocea la posible expulsión de Marisa Glave, una de las congresistas más votadas de la izquierda. 

Y se pone peor. Glave está siendo insultada públicamente por miembros de Tierra y Libertad que, de “chismosa” y “mentirosa”, han llegado a llamarla hasta “prostituta”. Respeto es la última palabra que el señor Arana parece entender mientras calla ante estos ataques, recordando quizás que él mismo llamaba “traidor”, entre otros calificativos, a Richard Arce varios días antes de su expulsión.

De hecho, el ex sacerdote está tan interesado en destruir la bancada que tanto le costó a la izquierda, que calla incluso acerca de temas que debieran estar primeros en la agenda nacional. Arana viene guardando cuidadoso silencio sobre el caso del Contralor (sobre el que recae incluso una acusación por plagio), y más bien empezó atacando a quienes lo cuestionaron: “Lobbies y corruptos quieren una Contraloría a su medida”, puso en su cuenta de Twitter.

Pero por si todo esto fuera poco, y como si no le quedara un poco de vergüenza, Marco Arana ha pasado a negociar temas directamente con la presidenta del Congreso y militante fujimorista, Luz Salgado. Ya había negociado el ingreso de Jorge Castro a la comisión LavaJato, ofreciendo a cambio respaldo al fujimorista Víctor Albrecht. Esta vez, no sabemos si también negociará con ellos la presidencia de la comisión que verá el caso del Contralor Edgar Alarcón. ¿Lo que sí sabemos? TODO se negocia en el Congreso.

También sabemos que Arana ha llegado a reunirse con Salgado en el marco de la aprobación de un reglamento unilateral con el ahora podrá seguir minando la bancada del Frente Amplio. Y así, mientras busca cómo expulsar y seguir insultando a aquellos que, con más votos que él, trabajaron con él en campaña, guarda silencio sobre los comentarios misóginos de sus correligionarios y toma el té con los altos mandos del fujimorismo en el Congreso.

Finalmente, me reafirmo en una de mis columnas anteriores: Es una lástima que una persona pueda terminar destruyendo una bancada democrática  y, peor aún, que esté dispuesto a abandonar todos los principios que luego reclama a otros.

Te puede interesar