Richard Arce es expulsado del FA con reglamento calificado de ilegal por Nuevo Perú

Izquierda dividida. Resolución firmada por allegados a Marco Arana encuentra actos de “indisciplina, deslealtad y faltas a la ética” en el legislador por Apurímac. Las pugnas internas del Frente Amplio ahora pasan al terreno del Poder Judicial.

10 Jun 2017 | 1:48 h

La bancada del Frente Amplio (FA) llega a su primer año en el Congreso dividida en dos facciones, con un reglamento interno de cuestionada legitimidad y con un legislador expulsado por decisión de uno de los subgrupos. La imposibilidad de ambos bloques de resolver sus problemas internos ha conllevado a que el futuro institucional de este grupo parlamentario ahora dependa del Poder Judicial.

Cerca de la una de la tarde de ayer, un documento ingresó al despacho del congresista Richard Arce, miembro del denominado bloque Nuevo Perú. El oficio daba cuenta de la imposición de una medida disciplinaria drástica: “El Tribunal Disciplinario (...) acordó imponer la sanción de separación definitiva del Grupo Parlamentario Frente Amplio por Justicia, Vida y Libertad”.

PUEDES VER Declaración de Marcelo Odebrecht fue entregada a delegación de Fiscalía

Con esta decisión, Arce sería el tercer legislador expulsado de un grupo parlamentario, tal como ocurrió con Yeni Vilcapoma (retirada de Fuerza Popular) y Roberto Vieira (ex Peruanos Por el Kambio).

¿Qué faltas cometió Arce? La resolución y el informe final del Tribunal Disciplinario desarrollan sus argumentos en función a cuatro publicaciones donde se consignan declaraciones, opiniones e incluso acusaciones de Arce en contra de Marco Arana.

“(Esto) no es el Ejército, no es una parroquia donde se siguen las órdenes”, es una de las frases que declaró Arce, en clara alusión al legislador y ex sacerdote Marco Arana.

Una segunda cita fue tomada de las redes sociales. Arce acusó a Arana de un supuesto “aprovechamiento del cargo de vocero”, cuando se conoció que iba a ser retirado de su cargo de vicepresidente de la Comisión de Ética.

La tercera frase corresponde a una entrevista radial: “(Arana) me puso una denuncia sobre una supuesta falsificación de documentos en la inscripción de mi candidatura”. De hecho, el vocero del FA nunca tramitó acusación alguna contra Arce. Fueron otros ciudadanos, vinculados con Tierra y Libertad.

Finalmente, en una columna de opinión difundida en La República, Arce utilizó el siguiente título: “Comisión Lava Jato y la felonía del Padre Arana”. Aquí, acusa a Arana de ser un supuesto “servil a los intereses del fujimorismo”.

En virtud a estos hechos, el Tribunal Disciplinario concluyó que Arce había incurrido en “actos de indisciplina, deslealtad y faltas a la ética”, según el reglamento interno.

Tribunal de Tyl

El proceso contra Arce se inició tras una denuncia tramitada ante el Tribunal Disciplinario por los congresistas Hernando Cevallos, Rogelio Tucto y Edilberto Curro, miembros de la facción de Marco Arana.

Ahora bien, el citado Tribunal está conformado por Zacarías Lapa (presidente), María Elena Foronda y Humberto Morales, también integrantes de la facción aranista.

Reglamento

Tras conocerse la drástica sanción, legisladores del bloque Nuevo Perú tuvieron una reunión de emergencia en el despacho de Marisa Glave.

Acto seguido, en Pasos Perdidos, dejaron constancia de que desconocen la citada sanción. “Rechazamos tajantemente esta pretensión autoritaria de separar a un miembro de nuestra bancada de manera ilegal”, apuntó en tono enfático Glave.

Glave dijo que la bancada se rige por un reglamento “ilegal”, al haber sido aprobado solo por 10 de los 20 miembros del grupo parlamentario.

Si bien Marco Arana evitó responder, quien sí se pronunció fue el parlamentario Lapa. Según contó, el 10 de mayo, cuando se aprobó el reglamento, se tomó en cuenta que Alberto Quintanilla había pedido licencia y Marisa Glave entregó un documento mencionando que no asistiría. Esto fue usado para reducir la valla a 18 miembros, con lo que considera que hubo quórum.

Este impase ya fue comunicado a los integrantes del Consejo Directivo. De hecho, el jueves 8, el oficial mayor, José Cevasco, envió un oficio a los portavoces de las bancadas anunciando que el caso sería “abordado en la próxima sesión del consejo directivo”.

Esto fue anunciado por Glave ante la prensa. Sin embargo, ayer, el oficial mayor envió otro oficio a los portavoces precisando que esta polémica “no forma parte de la agenda del Consejo Directivo”.

Según conoció La República, si bien el tema no está agendado, la legisladora Glave podría solicitarlo en plena reunión del Consejo Directivo.

En manos del PJ

El 5 de junio, en medio del proceso disciplinario, Arce decidió no acudir a declarar ante el Tribunal Disciplinario. Solo les comunicó que había tramitado una acción de amparo ante el Poder Judicial.

La demanda fue tramitada en contra de Marco Arana y María Elena Foronda, y el caso está en manos del Tercer Juzgado Constitucional.

Hay plazo de tres días para impugnación

El congresista Lapa explicó ayer que, según el reglamento, el legislador Arce tiene un plazo de tres días hábiles para presentar un recurso de impugnación que debería ser resuelto en segunda instancia.

Esa segunda instancia está conformada por los miembros de todo el grupo parlamentario que, debería sostener una reunión extraordinaria para adoptar una decisión final.

Sin embargo, los integrantes de Nuevo Perú ya desconocieron el reglamento y la sanción contra Arce, con lo que se advierte que no adoptarán acción alguna.

Culminados los tres días de plazo para la impugnación, si Arce no tramita nada, la sanción será comunicada a la presidencia del Congreso, con lo que ya se haría efectiva la expulsión.

Te puede interesar