Luciana León: “Es obvio que Ollanta Humala quiera salir a mentir”

Luciana León. Congresista por el APRA. Presidenta de la comisión de Defensa del Congreso de la República.

7 Jun 2017 | 1:45 h

La comisión de Defensa aprobó cinco informes de investigación sobre el gobierno de Ollanta Humala. En la siguiente entrevista, la presidenta de ese grupo de trabajo, Luciana León, responde sobre el trabajo realizado durante 179 días.

En el caso de las adquisiciones militares, ¿a qué conclusión han llegado?

Hay responsabilidad en altos mandos del gobierno pasado por las compras de patrulleros de la Policía y las compras de las Fuerzas Armadas en diferentes rubros: helicópteros, aviones, el satélite.

PUEDES VER Debate de proyecto sobre crímenes de odio pasa a cuarto intermedio

¿Han podido establecer a cuánto asciende este supuesto perjuicio al Estado?

Básicamente, lo que hemos establecido son responsabilidades políticas y penales. No hemos llegado a establecer si ha habido un perjuicio al Estado porque no sabemos si el bien adquirido ha sido el más adecuado o no, si se pagó de más o no. Eso lo tendrá que ver la fiscalía con un peritaje.

¿Qué han visto, entonces?

Por ejemplo, si ha habido favorecimiento para una empresa, si ha habido un direccionamiento a favor de una empresa o de una persona.

¿Cuántas adquisiciones han revisado?

En el gobierno pasado hubo más de 90 adquisiciones por más de 8 mil millones de soles. Hemos analizado diez, y de esas hemos archivado tres.

¿Y sobre la injerencia política en operaciones militares en el VRAEM?

Hemos visto si las recompensas a los informantes fueron entregadas o no, si los operativos fueron reales o cortinas de humo.

¿Y hubo esas “cortinas” que usted señala?

Está lo de los supuestos “pioneritos” que en realidad eran niños de la comunidad, campesinos.

Es decir, ¿han establecido que ese fue un operativo inventado?

No solo ese.

¿Cuántos?

Es que no hemos analizado todos, pero de unos cinco que vimos, dos o tres nunca existieron.

Y sobre los informantes del VRAEM, ¿han determinado si, efectivamente, el dinero llegaba a ellos o no?

Tenemos testimonios de los informantes que dicen que no les pagaron completo.

¿Han podido establecer a dónde se fue ese dinero perdido?

Es difícil llegar a establecer esa ruta.

¿Qué responsabilidad tiene el ex presidente Ollanta Humala?

Tiene responsabilidad política y penal. Se han cometido una serie de ilícitos, de parte de él y de un conjunto de personas.

¿Han detectado algún tipo de enriquecimiento de su parte?

No tenemos los elementos para establecer eso.

Sobre los ascensos en las Fuerzas Armadas, ya existía un informe, el de la comisión que lideró Enrique Bernales. ¿Han hallado algo sustancialmente diferente?

No, en realidad.

El informe Bernales dice que los ascensos se sujetaron a intereses políticos. ¿Coinciden, entonces?

Son informes parecidos. No hemos hallado gran diferencia.

¿Usted considera que los cinco informes aprobados se encuentran lo suficientemente sustentados para recomendar acusaciones de tipo penal?

Han sido elaborados de manera objetiva y responsable, con más de 60 sesiones, más de 120 invitados. Hemos escuchado a todos y respetado el debido proceso, manteniendo la reserva del caso. Es más, los informes, todos, se aprobaron por unanimidad. Así que se puede concluir que el trabajo ha sido serio. No se ha buscado ninguna venganza. Está claro que no vamos a ser de la simpatía de los investigados.

El propio Humala se quejó del trato que recibió en la comisión.

Es una manera que tiene de victimizarse. Pero no es cierto que haya sido tratado mal. Es obvio que quiera salir a difamar, a mentir. No le queda otra. Yo tengo una gran decepción de su gobierno. Le dio la espalda a las Fuerzas Armadas, porque las maltrató.

Le cambio el tema. Las elecciones de su partido ya vienen en julio, si es que no se postergan de nuevo. ¿A quién quisiera como secretario general?

A alguien que verdaderamente lleve la convicción aprista, que reivindique los postulados del partido, que lo reconstruya. Pero esa reconstrucción no incluye solo una renovación de caras, sino también una manera de pensar. Los resultados de las elecciones pasadas fueron terribles y ahora se necesita gente que nos dirija a lo que siempre fuimos: una izquierda democrática.

¿Y esa renovación está representada en algunos de los miembros de la bancada?

No, por supuesto que no. Tiene que haber nuevos nombres. Eso ya dependerá de la militancia. 

Te puede interesar