Cusco evalúa nuevas medidas para exigir aeropuerto Chinchero

Paro preventivo. Tras la paralización pacífica realizada ayer, gremios deciden hoy los nuevos pasos. Autoridades esperan hasta el 12 junio a una comisión de Ejecutivo.

31 May 2017 | 11:02 h

Desde muy temprano, las calles de Cusco fueron interrumpidas por decenas de manifestantes que apoyaron el paro contra la nueva postergación del proyecto Aeropuerto Internacional de Chinchero.

No hubo servicio de transporte público, se suspendió el dictado de clases en las 13 provincias, los mercados cerraron sus puertas y una parte de las instituciones estatales tampoco abrió sus puertas. Solo los taxistas circularon y cobraron precios excesivos por el servicio.

PUEDES VER: Paro regional en Cusco por aeropuerto de Chinchero [FOTOS]

A pesar del acuerdo del Consejo de Coordinación Regional (CCR) del lunes, de dar plazo al Ejecutivo nacional hasta el 12 de junio para que instale una mesa de diálogo, la Federación Departamental de Trabajadores del Cusco (FDTC), presidida por Edu Mollinedo, consideró necesario tomar las calles para exigir al gobierno que garantice la construcción de la obra. 

“No podemos esperar la voluntad del gobierno para que se haga la obra. Fueron muchos años de postergación y mecidas en varios gobiernos. No podemos seguir esperando con los brazos cruzados”, expresó Mollinedo.

No fue un paro contundente como se esperaba. Participaron los trabajadores de varias municipalidades y gremios sindicales. De autoridades, solo el alcalde cusqueño Carlos Moscoso y los consejeros regionales Alaín Alanoca y Víctor Vargas marcharon junto a la población. Ellos también esperan que antes del 12 de junio haya una respuesta clara sobre el futuro de la obra aeroportuaria.

LOS QUE NO APOYARON

Lo que sorprendió fue la ausencia de funcionarios y trabajadores de las dependencias del Gobierno Regional Cusco y del gobernador Edwin Licona. Lejos de apoyar la jornada, Licona prefirió reunir a sus hombres de confianza para inspeccionar la construcción del estadio Inca Garcilaso de la Vega.

Edu Mollinedo acusó a Licona de “impedir que los agremiados al Sindicato de Construcción Civil participen en la medida”. Mollinedo aseguró que el gobernador intentó sabotear la jornada de lucha.

Tampoco apoyó la manifestación de la otra facción de la FDTC, que lidera Héctor Calla. De igual forma, no hubo respaldo del Frente Único de Defensa de los Intereses de Chinchero. Calla sólo anunció una movilización para hoy.

Desde el Ejecutivo nacional no hubo ningún pronunciamiento sobre el futuro del aeropuerto ni sobre la llegada de alguna comisión a Cusco.

NUEVAS PROTESTAS

El dirigente Edu Mollinedo informó que hoy por la mañana decidirán las próximas acciones que emprenderá el gremio para exigir el inicio de Chinchero. No descartan una huelga indefinida.

En tanto, la facción de Calla y el Frente de Defensa de Chinchero podrían empezar protestas si es que no se instala una mesa de diálogo, a partir del 13 de junio. No obstante, es poco probable que por esas fechas haya una medida de fuerza por la cercanía de las actividades religiosas y celebratorias del Cusco.

En 2010, la población de La Convención cumplió una huelga en contra de la exportación del gas y pidiendo la obra del gasoducto del sur. Un grupo llegó hasta la Ciudad Imperial para pedir apoyo y que se suspenda las fiestas. La población cusqueña se encargó de expulsarlos del centro de la ciudad para que los desfiles y otras actividades se desarrollen sin inconvenientes. 

Te puede interesar