Tareas en la educación escolar

18 May 2017 | 19:00 h

Constituyen un problema

Idel Vexler, educador.

  • El Ministerio de Educación norma todos los años que las tareas escolares deben ser útiles, cortas y darse con cierta periodicidad. Es decir, no deben ser acumulativas, memorísticas y abundantes. Un sector de directores y maestros cree que dejándoles a los niños y adolescentes permanentemente tareas grandes están potenciando sus aprendizajes. En muchos casos los alumnos salen en promedio a las tres de la tarde de los locales escolares, tienen que llegar a sus casas a asearse y luego a almorzar. Si inmediatamente tienen que sentarse a cumplir con su larga agenda de encargos, ¿cuándo descansan?¿En qué momento disfrutan de sus hermanos y padres? Es bueno que haya disposiciones en cada colegio para racionalizar las tareas diarias y que realmente sean significativas. El Ministerio de Educación debe tomar medidas respectivas para resolver este problema.

Exijamos a los colegios

Gabriel Lara, docente universitario.

  • Como docente universitario y padre de familia, me ha resultado incómoda la idea de que se realicen excesivos trabajos en casa durante la etapa escolar. Hay un claro desconocimiento de la realidad producto del desfase educativo que asola a nuestro país. Muchos chicos, amigos de mis hijos y compañeros menores de primaria, no pueden pasar el tiempo necesario con los padres porque tienen que estar resolviendo las tareas. Entonces ¿dónde aprenden sobre el mundo que los rodea, descubren la naturaleza, el autoconocimiento o, simplemente, pasan tiempo conociendo e intercambiando conocimientos con los padres? Este tipo de educación daña a la familia y contribuye también a que padres irresponsables dejen a sus hijos realizando los deberes mientras ellos trabajan o realizan otras actividades. Tenemos que modificar el modelo exigiendo a los colegios un cambio.

Te puede interesar