Jorge Acurio, siempre bajo sospecha

Trayectoria en cuestión. Como arquitecto, alcalde y gobernador siempre estuvo en la mira de la Fiscalía. Está involucrado en 19 investigaciones. Después de la Av. Evitamiento, las más graves son hospital Antonio Lorena, PRO Cusco y redes viales.

19 May 2017 | 7:36 h

Jorge Acurio Tito cayó acusado de recibir un soborno de US$ 1 millón 250 mil de la empresa Odebrecht a cambio de  beneficiarla con el contrato de concesión de la avenida Evitamiento. Según la versión del  colaborador eficaz, se pactó un pago de US$ 3 millones; sin embargo, no pudo cobrar el íntegro de lo  pactado porque fue vacado en diciembre de 2013 por una condena por corrupción.
 
No es la primera vez que el expresidente regional de Cusco es procesado por delitos de corrupción. En su vida profesional y política transitó casi siempre al límite del bien y el mal.
Afrontó acusaciones como gobernador regional, alcalde del distrito de San Sebastián y residente de una obra en la Municipalidad Provincial de Calca. 
 
En diciembre de 2013, Acurio fue condenado a 4 años de pena suspendida de la libertad por colusión desleal y aprovechamiento indebido del cargo en la construcción del Coliseo de Calca en 2006. Su condena recién se cumple en diciembre próximo. 
 
Como alcalde de San Sebastián (2007-2010) tiene varios procesos. Una de ellas, la desaparición de 54 mil bolsas de cemento de la comuna valorizada en alrededor de un millón de soles. Se canceló por el material de construcción en 2009 sin que se produjera la entrega.

LOS CASOS MÁS SONADOS

Como gobernador cosechó la mayor cantidad de acusaciones por supuestos actos de corrupción. Se le denunció por irregularidades en la ejecución de la avenida Evitamiento. 
 
Además del presunto pago de coimas, la Comisión de Fiscalización del Congreso y el Consejo Regional advirtieron que la obra pasó de tener 8 carriles a 4. Eso favoreció a Odebrecht.
 
Otro proyecto en cuestión es el hospital Antonio Lorena paralizado por la resolución del contrato al consorcio Salud Lorena, integrado por OAS. Aquí hubo una irregular aprobación de seis ampliaciones de plazo y presupuesto en las gestiones de Acurio y su sucesor René Concha Lezama. 
 
En el proyecto de tres redes viales también hubo vicios. El proyecto de más de S/ 715 millones se convocó a licitación, se elaboraron las bases y se seleccionó a las empresas ganadoras, en un solo día. Además no existió  un estudio de preinversión a nivel de factibilidad y se habría favorecido a las empresas. 
 
En el caso del Programa Regional de Obras (PRO Cusco) también habría habido actos de corrupción. Se trata de la entrega de 71 obras educativas y de saneamiento básico por más de S/ 213 millones 399. Algunas de estas obras fueron entregadas a la empresa Antalsis de Juan Carlos Rivero Ydrigo, amigo del exasesor de la pareja presidencial Martín Belaunde Lossio.
 
Por extrañas razones las investigaciones en contra de Acurio no avanzaban. Muchas de ellas están en manos de las fiscalías desde hace cuatro años.

Fiscalía y Contraloría investigan Av. Evitamiento

Un equipo de la Fiscalía Supraprovincial  Especializada en Delitos de Corrupción de Lima sigue en Cusco para reunir la documentación sobre la licitación, concesión y pagos a Odebrecht por la obra de la avenida Evitamiento. Ayer, llegaron a la sede del Plan Copesco, entidad regional a cargo de la licitación de la obra.

El actual director ejecutivo del Plan Copesco, Ítalo Ramos, sostuvo que se entregaron todos los papeles sobre la obra. En la versión de Ramos la obra se licitó con irregularidades, admitió que se inflaron los costos ( en el periodo de Acurio)

Dicho funcionario, sin embargo, aclaró que en la actual gestión del gobernador Edwin Licona los pagos a Odebrecht se hayan hecho a cambio del pago de coimas.
Por su parte, el gerente general, Eduardo Zans, informó que también un equipo de Contraloría General de la República llegó para evaluar todo el proceso sobre la avenida Evitamiento.

Te puede interesar