Sector minería es el más sancionado en el sur por daños al medio ambiente

Cifras. En 2016, OEFA impuso 45 sanciones en primera y segunda instancia a empresas mineras de las regiones de Arequipa, Cusco, Moquegua, Apurímac, Puno y Tacna. Entre las 25 mineras infraccionadas se encuentran Buenaventura, Ares, Las Bambas, Cerro Verde, Southern, entre otras.

 

15 May 2017 | 4:00 h

El 4 de junio de 2012, el anexo de San Juan de Chorunga, ubicado a 5 horas de Arequipa, padeció una catástrofe ambiental. Durante las operaciones de la minera Century Minning en el yacimiento minero de San Juan de Chorunga, ubicado en el distrito de Río Grande, provincia de Condesuyos, se vertieron relaves mineros a las orillas del río Chorunga, uno de los afluentes de la cuenca del Ocoña
 
El derrame alcanzó una distancia de 1.5 kilómetros. De acuerdo a la minera de capitales canadienses, este hecho se produjo porque se desunió de forma accidental una tubería que trasladaba el material tóxico a una poza vacía. Anunciaron actividades de remediación y recuperación de la zona afectada.
 
En junio de 2012, el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) y el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin) inspeccionaron las instalaciones de la mina. OEFA inició una investigación para determinar si hubo negligencias en los protocolos de cuidado del medio ambiente. En noviembre de 2016, OEFA determinó que Century Mining cometió varias infracciones ambientales y la multó con 10 a 12 Unidades Impositivas Tributarias (UIT). 
 
Una de las razones para sancionar a Century Mining fue que no presentó pruebas de haber realizado una limpieza del afluente como lo ordenó OEFA. Tampoco remitió muestras de laboratorio que certificara que las orillas del río Chorunga no se afectaron por este accidente ambiental.
 
Como a esta minera, OEFA sancionó en 2016 a otras 25 empresas que operan en el sur. Esta zona concentra las más grandes inversiones mineras del país y también el mayor porcentaje de sanciones por incumplir normas que protegen el medio ambiente de la contaminación que genera esta actividad.  
 
La República cotejó 672 resoluciones de sanción de primera y segunda instancia del organismo. Se emitieron en 2016 en contra  de empresas de sectores: minería, hidrocarburos, pesquería, electricidad e industria. De esa cifra, en el sur se impuso 129 multas. (Ver infografía)
 
A nivel nacional, el rubro hidrocarburos lidera el ranking de sanciones impuestas por OEFA con 45.9% del total de amonestaciones.Mientras que en el sur la minería lidera la lista con 34.9% de las sanciones impuestas.
 
Las grandes y medianas mineras de Arequipa, Cusco, Puno, Moquegua, Tacna y Apurímac acumularon 45 resoluciones sancionadoras. De estas 33 son de primera y 12 segunda instancia. La mayoría de casos corresponden a procesos iniciados entre 2012 y 2014.

Cambios en la ley

OEFA tiene la función de supervisar y fiscalizar a la mediana y gran minería del país, ya que esta actividad realizada en pequeña escala es observada por los gobiernos regionales.
 
En 2014, el gobierno de Ollanta Humala emitió la Ley N.° 30230 que recortó las facultades sancionadoras de OEFA. Por tres años, contados desde la publicación de la norma, OEFA solo tenía la potestad de tramitar procedimientos sancionadores excepcionales por la gravedad de la infracción. En cambio debería privilegiar las acciones orientadas a la prevención y corrección de las conductas infractoras en materia ambiental. 
 
El resultado de esta medida se muestra en la recaudación por imposición de multas. De acuerdo a un reporte del organismo, antes de la entrada en vigencia de la norma, OEFA sancionó a empresas por S/ 64 mil 948, después de la ley el monto fue de S/ 15 mil.  
 

Sanciones en Arequipa

OEFA emitió 18 resoluciones sancionando infracciones de mineras asentadas en la región. De este total, seis corresponden a Buenaventura. La compañía es una de las productoras nacionales de mineral más grande del país. En Arequipa opera en las provincias de Condesuyos, Castilla y Caylloma.

Las resoluciones impuestas no se refieren a hechos ocurridos en 2016, sino presuntas infracciones de años anteriores que recién se resolvieron en primera instancia el año pasado.

En agosto de 2012, personal de OEFA realizaron una supervisión a la unidad minera de Acumulación Ancoyo, ubicada en el distrito de Chachas, provincia de Castilla. Se evidenció que la empresa no había efectuado el mantenimiento del canal de coronación de su relavera número 4, además de no contemplar en sus instrumentos de gestión ambiental el afluente proveniente del reservorio de agua industrial que descargaba al río Cacamayo. La resolución 948 – 2016 determinó responsabilidad administrativa de la empresa por estos cargos.

También se declaró la responsabilidad administrativa contra la minera por no comunicar el inicio de sus actividades de exploración en el proyecto Pariguanas, ubicado en el distrito de Chachas, provincia de Castilla.

Otra minera grande sancionada por OEFA en 2016 fue Cerro Verde. En setiembre de ese año, OEFA encontró responsabilidad administrativa  de la empresa al haberse acreditado que en 2015 realizó un sondaje no contemplando en su Declaración de Impacto Ambiental (DIA) durante sus labores de exploración en el proyecto La Querendosa, ubicado en el distrito de Yarabamba. Estas resoluciones no fueron apeladas aún.

La exploración de Apurímac

En 2016, OEFA emitió 6 sanciones a empresas de todos los sectores en la región. De estas cuatro corresponden a mineras. Las faltas fueron cometidas por las mineras Southern Cooper, Ares, Aguila American y Bear Creek Mining Company en actividades de exploración de futuros proyectos.

En agosto de 2016, OEFA emitió la Resolución Directoral 1204 – 2016 declarando la responsabilidad administrativa de la empresa Southern en la infracción de varias conductas ambientales, durante sus actividades de exploración en el proyecto Los Chancas, ubicado en los distritos de Pocohuanca y Tapairihua, situados en la provincia de Aymaraes.

En 2013 y 2014, se realizaron inspecciones a este proyecto y se encontró que la minera no construyó canales para el manejo de las aguas de escorrentía en las áreas de las vías acceso y plataformas de perforación del proyecto. Tampoco ejecutó actividades de estabilización de taludes que se implementaron durante la etapa de exploración. Además, dispusieron el almacenamiento conjunto de residuos peligrosos y no peligrosos en un área denominada Desperdicios.  Aún no se apela.

En cuanto a la empresa minera Ares, el organismo de fiscalización ambiental tomó la determinación de sancionarla por no tener almacenado Top Soil en su exploración minera  de Cuello Cuello, ubicada en el distrito de Cotaruse, provincia de Aymaraes. La empresa incumplió su Declaración de Impacto Ambiental.

El Top Soil o suelo orgánico es la primera capa de suelo de la superficie, donde se va a desarrollar un proyecto minero. Esta capa requiere ser removida y preservada para su futura utilización en la etapa de cierre de mina. Empresa apeló la resolución.

Incumplimientos en Moquegua

Las resoluciones emitidas por OEFA en esta región se impusieron por  incumplir normas que rigen sobre el manejo adecuado de los residuos de la actividad minera y otras faltas graves.

Cinco empresas que realizan operaciones en la Región de las Paltas recibieron 8 sanciones. Aruntani, Southern y Buenaventura fueron multadas en dos oportunidades el año pasado.

En agosto de 2016, se sancionó a Southern al acreditarse la comisión de 9 infracciones ambientales halladas durante una inspección que realizó el organismo a la Fundición y Refinería de cobre de Ilo en mayo del 2013.

Se detectó que la geomembrana de tres pozas de contención de almacenamiento de petróleo estaban rasgadas y con agujeros. No realizaron el monitoreo biológico trimestral ni de las emisiones de sus chimeneas. Se dispuso residuos sólidos peligrosos en terrenos abiertos, entre otros.  La segunda resolución contra esta empresa se dio por el incumplimiento de normas en la unidad minera de Cuajone.Esas resoluciones aún no fueron apeladas.

En cuanto a Aruntani, OEFA determinó su responsabilidad en el derrame de solución cianurada en el yacimiento de Tucari, acontecido en  2013. La unidad se encuentra en el distrito de Carumas, provincia de Mariscal Nieto.

La segunda resolución de sanción a esta minera es por no haber cerrado en su momento los accesos que comunicaban los componentes de la unidad minera Santa Rosa en 2013.

Estos fallos a mineras de Moquegua todavía no fueron apelados en segunda instancia.

Sancionados en Cusco

Antapaccay recibió 3 sanciones el año pasado por incumplir la normatividad en sus trabajos extractivos en la provincia de Espinar. En el yacimiento de Tintaya, la OEFA determinó que la minera no adoptó las medidas necesarias para evitar que material sólido de sus actividades se depositaran en una parcela de pastos en 2013. Esta resolución quedó consentida en segunda instancia por el Tribunal de Fiscalización Ambiental.

 La misma empresa recibió otra multa por no presentar su declaración anual de residuos sólidos en 2011 y omitir la presentación del mismo plan en 2012. Esta resolución aún no fue apelada.

En cuanto al proyecto minero de Las Bambas, si bien su yacimiento se ubica en la región de Apurímac, el proyecto también comprende a las provincias de Chumbivilcas y Espinar en Cusco, por donde antes tenía que pasar un mineroducto y hoy transitan camiones con mineral. 

En 2016, la OEFA sancionó a Las Bambas SA por no realizar el mantenimiento para el control de arrastre de material al río Ferrobamba. Tampoco  efectuó el almacenamiento adecuado de residuos sólidos peligrosos en la plataforma de construcción para la instalación de la planta de tratamiento de agua potable del campamento. Esto hechos son de 2013. La resolución es de primera instancia.

Hudbay Perú fue sancionada en segunda instancia por  no instalar un sistema de protección para evitar la erosión de un talud en la unidad minera de Constancia, ubicada en  la provincia de Chumbivilcas.

La OEFA considera esta infracción ambiental muy grave. Esta amonestación fue apelada.

Multas en Puno y Tacna

En ambas regiones, la minería no es el sector más sancionado por OEFA. Hidrocarburos es el primer sector con más sanciones en Puno y pesquería  es el sector más sancionado en Tacna.

La minería es el segundo sector con más multas en ambas regiones.

En Puno, OEFA sancionó a cinco empresas grandes y medianas, ya que la fiscalización de la minería informal y pequeña corresponde a los gobiernos regionales.

Solex del Perú fue sancionada en segunda instancia por  no revegetar dos plataformas de perforación en su proyecto Marcia, ubicado en los distritos de Putina y Muñani, provincias de San Antonio y Azángaro, respectivamente.

La sanción contra Minergia SAC también quedó consentida en el ámbito administrativo. La OEFA la encontró responsable de no realizar el cierre de un acceso al proyecto minero Macusani. Tampoco cumplió con presentar el informe de cierre del proyecto.

Este organismo halló responsabilidad en la Minera Sillustani por exceder los Límites Máximos Permisibles de la planta de tratamiento de aguas ácidas de la bocamina San Marcelo.

OEFA inspeccionó el yacimiento Regina, ubicado en el distrito de Quilcapunco, provincia de San Antonio en 2013, y encontró estas infracciones.

En Tacna, se impuso una multa a la minera Sumitomo Metal Mining, por hallar lodos en su plataforma de perforación, también se evidenció que taludes del yacimiento Susapaya se encontraban inestables.

Otras plataformas del proyecto no se encontraban niveladas. Dos perforaciones no fueron cerradas cuando se inspeccionó la mina en 2013. La empresa apeló las resoluciones.

 

Te puede interesar