Contraloría verificó que satélite Perú SAT-1 cumple con exigencias técnicas

Visto bueno. La auditoría aplicada al artefacto, al proceso de lanzamiento y a su actual operatividad concluye que no se encontraron observaciones ni deficiencias. Es el segundo informe del ente fiscalizador sobre el satélite que no consigna irregularidades.

21 Abr 2017 | 1:50 h

La compañía Airbus Defence and Space suministró el satélite Perú SAT-1 con las características requeridas por el Estado peruano, lo puso en órbita en plena capacidad de sus funciones y cumple con las exigencias técnicas señaladas en el contrato, de acuerdo con el informe de auditoría del Órgano de Control Institucional (OCI) –dependiente de la Contraloría General de la República–, adscrito a la Comisión Nacional de Investigación de Desarrollo Aeroespacial (Conida).

El informe, que tiene carácter de secreto, al que tuvo acceso La República –pero que por razones de seguridad no reproduce en facsímil– está suscrito por la jefa del OCI de CONIDA, Gloria Alegre Castro, y consta de 135 páginas.

PUEDES VER: Peru SAT-1 muestra el antes y el después de las zonas inundadas

Para el cumplimiento de la auditoría, la Contraloría General de la República autorizó a CONIDA la contratación del ingeniero electrónico Wilfredo Fanola Merino, experto en telecomunicaciones por satélite.

Entre octubre y diciembre del 2016 Fanola tuvo acceso a toda la información que solicitó e hizo inspecciones al Centro Nacional de Operación de Imágenes Satelitales (CNOIS), en el kilómetro 50 de la Panamericana Sur, en Pucusana, desde donde se opera el Perú SAT-1. El experto no menciona en el reporte haber tenido dificultades para conseguir los datos necesarios para su estudio.

Esta es la segunda auditoría de la Contraloría que se aplica al proyecto del satélite Perú SAT-1. El 21 de diciembre del 2015, el Órgano de Control Institucional (OCI) –también adscrito a la Contraloría–, del Ministerio de Defensa, tampoco emitió observaciones al proceso de contratación y cumplimiento del contrato con la compañía Airbus Defense and Space, según un documento al que La República también tuvo acceso (ver nota aparte).

En esa época, sectores opuestos al gobierno de Ollanta Humala, y voceros de las empresas cuyas propuestas fueron desestimadas, intentaron deslegitimar el reporte técnico del OCI del Ministerio de Defensa, con el argumento de que había sido “direccionado” para favorecer al régimen. Pero la nueva auditoría, esta vez aplicada por el OCI de CONIDA, y fechada el 28 de diciembre del 2016, durante el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski, señala que en la fase de entrega, lanzamiento y operatividad tampoco se registraron observaciones.

Plan de estudio

El contrato se suscribió el 16 de abril del 2014 por un costo aproximado a los 597 millones 398 mil soles y el Perú SAT-1 fue lanzado el 16 de setiembre último desde el puerto aeroespacial de Kourou, en la Guayana Francesa.

El documento señala que la auditoría perseguía dos objetivos:

1. Determinar si la ejecución del segmento espacial y del lanzamiento se viene desarrollando según lo establecido en el contrato y normativa vigente”; y

2. Establecer si la ejecución del segmento terrestre se viene desarrollando según lo establecido en el contrato y normativa vigente”.

El auditor concluyó, al finalizar sus tareas, que comprendieron el periodo del 3 de octubre al 14 de diciembre del 2016, que ambos propósitos se habían cumplido según lo previsto en el contrato.

En la sección “Comentarios”, se indica en el informe de auditoría:

“En el desarrollo de la acción simultánea se procedió a realizar visitas al Centro Nacional de Operaciones de Imágenes Satelitales (CNOIS), para verificar el cumplimiento de las especificaciones técnicas del satélite Perú SAT-1 correspondientes al segmento espacial (satélite), lanzamiento y terrestre (estación terrestre); asimismo, se revisó selectivamente la documentación referida al Diseño Preliminar del Sistema Satelital (SPD), al Diseño Crítico del Sistema (SCDR) y a la Revisión y Aceptación del Sistema (SAR)”.

En la sección “Aspectos Relevantes”, acápite en el que suelen consignar las eventuales deficiencias u otro tipo de novedades sobre la materia de estudio, la auditoría precisa:

“De la revisión efectuada a las especificaciones técnicas señaladas en el Compromiso de Suministro (...) (del) Primer Sistema de Teledetección Peruano, no se han identificado hechos que ponen en riesgo el logro de los objetivos o resultados correspondientes al segmento espacial, lanzamiento y terrestre”.

Sin embargo, se acota que se remitió al jefe de CONIDA un oficio, indicándole “algunos posibles riesgos”, como siempre corresponde, lo que no varió el resultado de la auditoría que consta en la sección “Conclusión”:

“Durante la ejecución de la acción simultánea no se han identificado hechos que pongan en riesgo el logro de los objetivos correspondientes al segmento espacial, lanzamiento y terrestre del Compromiso de Suministro MINDEF/CONIDA/CNOIS Nº 001-2014 Primer Sistema de Teledetección Peruano”.

Fuentes de la Contraloría General de la República confirmaron que el Órgano de Control Institucional (OCI), efectivamente, depende de la entidad fiscalizadora y que está adscrito a CONIDA. Por lo tanto, la auditoría corresponde al Sistema Nacional de Control.

También indicaron que la Contraloría, en concordancia con lo que indica la auditoría de CONIDA, prepara otro examen previsto en la normatividad vigente y que se denomina “Ejercicio de Control Posterior”.

Te puede interesar