Universitario confiesa haber descuartizado el cuerpo del periodista José Yactayo

Atrapado. Treinta y nueve días después del crimen, Wilfredo Zamora Carrión arguye que bebía licor en su casa con el hombre de prensa, que de pronto este sufrió convulsiones y falleció; y que luego él, asustado, decidió desmembrar todo el cuerpo.

7 Abr 2017 | 19:00 h

Agentes de la División de Homicidios ubicaron y detuvieron a Wilfredo Zamora Carrión, de 26 años, sospechoso de haber secuestrado, torturado y asesinado al comunicador José Yactayo, además de haber desmembrado el cadáver y abandonado los restos en un campo de cultivo cerca a Andahuasi, en Sayán (Huaura), al norte de Lima.

La captura de Zamora se produjo a las 9 y 50 de la noche de ayer viernes en el jirón Pedro Ruiz Gallo 668, departamento 801, en el distrito de Breña.

PUEDES LEER: Caso José Yactayo: capturan a segundo implicado en asesinato

“Yo no lo maté”

Natural de Trujillo, estudiante universitario, Wilfredo Zamora confesó a los agentes que descuartizó el cuerpo del periodista José Yactayo, pero que no lo asesinó.

Argumentó que la muerte de Yactayo se debió aparentemente a una sobredosis de droga y alcohol que ambos consumían durante una reunión en su domicilio de Breña.

“Yo no lo maté. Todo empezó bien. Estábamos tomando licor y también droga y de un momento a otro le faltó la respiración y ya no se movía. Yo me asusté. Al ver que no respondía a mis llamados, comencé a desesperarme. No sabía qué hacer. Tenía miedo y decidí cortar todo su cuerpo”, declaró Wilfredo Zamora a los policías que lo arrestaron.

Sin embargo, los agentes de la División de Homicidios no creen en la versión del universitario. Creen que el acusado miente para minimizar su delito. Además, no habría actuado solo sino en complicidad con otro sujeto cuya identificación se mantiene en reserva.

Cayó por el celular

El levantamiento del secreto de las comunicaciones del celular del periodista Yactayo permitió a los detectives identificar las últimas llamadas que recibió la víctima, entre las que se identificó el número de Wilfredo Zamora.

El presunto asesino incluso sustrajo el chip del teléfono de la víctima y colocó el suyo para seguir usando el aparato.

Yactayo desapareció el 25 de febrero pasado y un campesino halló el cuerpo mutilado dos días después, el 27 de febrero. El tres de marzo, un peritaje dactilar determinó que los restos pertenecían al hombre de prensa.

Ese mismo día, Wilfredo Zamora, nacido el 29 de marzo de 1990, salió del país con destino a Panamá y luego de una semana retornó en un intento de confundir a los agentes. Sin embargo, la Policía le seguía la pista.

Versión deja dudas

Hasta el cierre de edición, Zamora era interrogado por la Policía que trata de averiguar el móvil del asesinato del reconocido periodista José Yactayo Rodríguez.

Por la ferocidad con la que fue mutilado el cadáver de Yactayo y la desaparición de partes de su cuerpo, los detectives no creen en la versión de Wilfredo Zamora sobre la forma en que murió el comunicador.

La Policía Nacional pedirá al Ministerio Público la exhumación del cadáver para profundizar más sobre la causa de la muerte y establecer si Yactayo consumió alguna sustancia tóxica, como sostiene Zamora.

Los agentes de la División de Homicidios también le exigen al detenido que indique dónde ha ocultado la cabeza y otros miembros del cuerpo de la víctima.

Wilfredo Zamora no manifestó expresiones de arrepentimiento sino más bien aparentaba encontrarse asustado porque pensaba que no lo encontrarían, lo que explica por qué luego de retornar de Panamá no se movió del domicilio que registra en sus documentos.

Fuentes policiales señalaron que han previsto para hoy sábado la reconstrucción de los hechos, proceso en el que los detectives esperan que Zamora Carrión aporte mayores datos sobre el espantoso crimen y finalmente decida delatar a los que lo ayudaron a mutilar el cadáver y lanzar los restos en un descampado del norte chico.

Te puede interesar