Para Berckemeyer, de la SIP, proyecto atenta contra la libertad de prensaKeiko y Kenji Fujimori arrecian sus diferencias

por iinciativas ‘naranjas’. Proyecto de ley sobre prensa y dictamen que afectan minorías sexuales motivan otro choque. Kenji publica columna en diario, Keiko arremete en Facebook.

6 Abr 2017 | 19:00 h

El vicepresidente regional de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Fernando Berckemeyer, consideró que el actual proyecto de ley del fujimorismo sobre medios de comunicación no respeta la libertad de los ciudadanos a elegir. Anotó que, bajo esta lógica, hasta se podría cuestionar incluso el voto popular que ha puesto a los fujimoristas en el Parlamento.

“El nuevo proyecto está construido sobre el mismo principio antilibertad de prensa (que el anterior)”, opinó Berckemeyer, también director del diario El Comercio.

Explicó que, según este principio, el Estado tiene el deber de regular cualquier elemento que pueda afectar los contenidos de los medios para que no lleguen “malos” contenidos a los ciudadanos.

“Es lo contrario a la idea -pilar detrás de la libertad de prensa: que nadie mejor que los propios ciudadanos para decidir a qué contenidos quieren prestar atención y qué medios merecen su confianza”, comentó para esta nota.

“Si los ciudadanos no pueden tener esa libertad, ¿por qué sí tendrían que tener la de decidir a qué candidato a congresista -o a qué congresista- escuchan y le creen? Es irónico que quienes propongan este tipo de medidas sean personas que deben su posición al libre voto popular”, cuestionó.

“Uno no puede creer al mismo tiempo que los ciudadanos pueden decidir libremente y según sus propios criterios quiénes los van a gobernar, pero no a qué voces periodísticas van a escuchar

Además, mencionó que la propuesta implicaría “un atropello desde el punto de vista de los derechos del sentenciado por corrupción”.

Las diferencias entre los hermanos Fujimori, Keiko y Kenji, escalan públicamente por las últimas iniciativas de la bancada “naranja”: un proyecto de ley sobre medios de comunicación y el dictamen para retirar una protección a minorías sexuales. Kenji se mostró en contra estas iniciativas y Keiko ha salido a respaldarlas.

Los fujimoristas insisten en seguir adelante con el proyecto de ley sobre medios de comunicación, de las congresistas Úrsula Letona y Alejandra Aramayo, que plantea proscribir a sentenciados por corrupción en el manejo de estas empresas. La iniciativa ha sido cuestionada por la Sociedad Interamericana de la Prensa (SIP) y organizaciones como el Consejo de la Prensa Peruana, el Instituto Prensa y Sociedad, y el Colegio de Periodistas del Perú, entre otras.

También insisten en defender la decisión de la Comisión de Constitución, de mayoría fujimorista, de retirar minorías sexuales de la protección del Decreto Legislativo 1323, emitido por el Ejecutivo con facultades delegadas del Parlamento. El decreto hace agravante de un delito cometerlo por intolerancia o discriminación a una identidad de género. Los fujimoristas dicen que el Congreso no autorizó legislar sobre eso, pero la delegación incluye textualmente combatir “la violencia de género”.

Kenji Fujimori publicó un texto contra ambas iniciativas en el diario El Comercio, titulado “Todos somos la minoría”. “He tomado la decisión de votar en el pleno del Congreso sobre esta materia de acuerdo a mi conciencia y mis principios. Me opuse y me opondré a todo intento de limitar o recortar en cualquier forma las libertades civiles de las minorías o el libre derecho de los ciudadanos a elegir entre las fuentes de información”, dice.

Horas después, Keiko Fujimori salió a defender ambas iniciativas en un video que difundió en la red Facebook. “La libertad de prensa no está en peligro. Los corruptos en la prensa atentan contra nuestro derecho universal de tener una información veraz”, alegó sobre la ley de medios.

Sobre la afectación a minorías sexuales, dijo que el Ejecutivo no tenía facultades para legislar esa materia y resaltó “el profesionalismo” de sus partidarios en la Comisión de Constitución: el presidente Miguel Torres, y Letona, coordinadora del grupo revisor.

Keiko también negó haber aprovechado la entrega de donaciones del Congreso para hacerse proselitismo político.

En la bancada” naranja”, hay discordancias con Kenji.

“Tiene algunas opiniones y ha decidido manifestarlas publicamente. Yo normalmente muestro mis discrepancias al interior de bancada”, comentó Cecilia Chacón a la prensa.

Letona dijo que sabía “lidiar con este tipo de situaciones, ya que tengo un hijo adolescente”, según El Comercio.

La autora sostiene que su proyecto busca que corruptos no influyan en la ciudadanía. Empero, el condenado Alberto Fujimori hace apología de su golpe de Estado vía Twitter.

Para Carlos Bruce, Kenji lidera una facción fujimorista no conservadora.

Te puede interesar