Toledo gestó reunión en la que se adjudicó IIRSA Sur a Odebrecht

Comisión Lava Jato. Expresidente admitió que convocó a los miembros de Proinversión a Palacio el 4 de agosto del 2005. Dijo que se reunió con otras empresas vinculadas al pago de coimas.

3 Mar 2017 | 3:30 h

La polémica reunión del 4 de agosto del 2005 en Palacio de Gobierno, en la cual los miembros de Proinversión acordaron adjudicar la Interoceánica al consorcio integrado por Odebrecht y Graña y Montero, fue convocada por el entonces presidente Alejandro Toledo.

Cuando las pruebas sobre el pago de sobornos que habría recibido de Odebrecht aún no veían la luz, el ex líder de Perú Posible admitió este hecho ante los miembros de la comisión investigadora que era presidida por Juan Pari.

PUEDES VER: Fujimorista José Chlimper fue director de Graña y Montero, socia de Odebrecht

"Dada la envergadura del proyecto, es probable que el presidente haya convocado a los miembros de Proinversión a Palacio de Gobierno", sostiene el ex presidente, quien se refiere a él en tercera persona.

En este cónclave participaron seis ministros de Toledo, entre ellos Pedro Pablo Kuczynski, quienes integraban el Consejo Directivo de Proinversión. Asimismo, estuvieron presentes otros funcionarios de este organismo.

En menos de cuatro horas, estos funcionarios, acompañados de Toledo, acordaron otorgar la buena pro de los tramos 2 y 3 del proyecto vial, valorizado en 800 millones de dólares.

El interés de Toledo por la Interoceánica era evidente, según lo dejó en claro en su interrogatorio del 18 de mayo del 2016.

"Una vez que fue promulgada la ley que declaraba de interés nacional (la Interoceánica Sur), mi único afán era que la obra se implemente lo antes posible", enfatizó. Y así fue.

Toledo, incluso, señaló que gestó otra reunión, aún desconocida, entre los funcionarios de Proinversión y las empresas constructoras, investigadas por el pago de coimas.

"Hubo una reunión en donde yo puse a Proinversión y a los constructores juntos para tratar de que esta obra se realice una vez que se aprobó la ley que fue promulgada por el Congreso", reveló.

Informe Monroy

Un elemento clave para la decisión que favoreció a la empresa brasileña que ha admitido haber pagado sobornos al ex presidente fue el ahora cuestionado informe del Estudio Monroy Abogados.

Este documento sirvió de sustento legal al gobierno de Toledo para desestimar las observaciones que realizó la Contraloría con respecto al impedimento que tenía Odebrecht para contratar con el Estado.

El congresista Juan Pari, quien presidió este interrogatorio que se extendió por casi tres horas, consultó al ex mandatario sobre la elaboración del informe Monroy, que, según actas, se elaboró en 18 minutos.

Lejos de sorprenderle este hecho, Toledo refirió que ello es producto de la eficacia de los funcionarios que tenían, a su juicio y petición, que acelerar la adjudicación del megaproyecto.

"Señor presidente, soy respetuoso de su inquietud, pero me alegro de que los técnicos den celeridad a los proyectos que tienen entre sus manos, con tal que no exista ninguna irregularidad", manifestó.

Otras reuniones

Hace unas semanas, La República reveló que el ex mandatario, hoy prófugo de la justicia por recibir sobornos de Odebrecht, también habría cobrado coimas de otras empresas constructoras.

Lo curioso es que en esta declaración ante el Congreso Toledo admite haberse reunido con las firmas que se encuentran inmersas en el escándalo de corrupción.

"Nos hemos reunido con Andrade Gutiérrez y otras empresas, incluyendo las peruanas, porque esto no se dio a una empresa, se habló con consorcios", refirió Toledo, quien sigue sin entregarse.

Te puede interesar