Richard Concepción Carhuancho: el juez que ordenó la captura y prisión para un ex presidente de la República

Perfil. Los medios lo llaman más por su segundo apellido, Carhuancho. Es el juez que dio uno de los fallos más importantes del Poder Judicial en los últimos años: ordenar prisión para un ex presidente.

12 Feb 2017 | 1:36 h

Con una Biblia y un crucifijo adelante, y siguiendo la palabra de los códigos penales, el juez Richard Concepción Carhuancho ordenó, la noche del último jueves, la prisión preventiva para el ex presidente Alejandro Toledo Manrique e iniciar su búsqueda en todo el mundo. Ha sido el fallo más importante en sus once años de carrera judicial, pero asumido con responsabilidad.

“Esto es como un apostolado, donde yo me desprendo de mi persona y salgo a cumplir mi labor porque me debo a la majestad del cargo”, ha dicho de su desempeño este magistrado que hace 45 años nació en Tarma, Junín.

PUEDES VER: Alejandro Toledo: ¿Por qué Estados Unidos se niega a capturarlo?

La decisión judicial fue histórica, no solo para el ex mandatario sino para el propio Concepción Carhuancho. El juez cuenta que su vocación por las leyes le nació de niño, cuando sus padres se toparon cara a cara con la injusticia en su natal Tarma, en un juicio que afrontaron por el alquiler de una propiedad.

La vocación de Richard Concepción se fue consolidando y en 1987 ingresó a la Universidad San Martín de Porres para estudiar Derecho y Ciencias Políticas.

Su labor en el Poder Judicial se inició el 2006, como juez especializado penal suplente del 1er Juzgado Penal de Tarma. Luego, entre el 2008 y 2009, fue destacado a Satipo.

A fines del año 2009, cuando llega al distrito judicial del Santa, Áncash, empezaría su prueba más difícil.

En julio del 2011, Concepción Carhuancho, como titular del Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria, emitió la orden judicial para intervenir el local conocido como 'La Centralita', pues se señalaba que desde este lugar operaba una central de espionaje a favor del ex presidente regional de Áncash, César Álvarez.

Esta decisión le valió una serie de ataques; sin embargo, continuó con su labor y durante el proceso ordenó prisión preventiva para más de cuarenta implicados, entre ellos el propio presidente regional, el empresario Martín Belaunde Lossio y Carlos Crisólogo Saavedra, hijo del congresista Víctor Crisólogo Espejo.

El buen trabajo que desarrolló en el Santa permitió que hace dos años el Consejo Ejecutivo del Poder Judicial lo convocara a la Sala Penal Nacional.

Es así que, como juez del Juzgado de Investigación Preparatoria, Concepción Carhuancho tuvo a su cargo la solicitud de extradición de Martín Belaunde Lossio y luego dictó su prisión preventiva.

Antes de la sentencia histórica contra Toledo, los reflectores también estuvieron sobre este juez cuando la ex primera dama Nadine Heredia viajó a Suiza y se sospechó de una posible fuga. Concepción debió decidir rápidamente y ordenó el retorno de Heredia en menos de diez días.

El ex procurador anticorrupción Christian Salas lo califica como uno de los jueces que mejor desempeño ha mostrado en materia de lucha anticorrupción. "Sus decisiones se han caracterizado por su objetividad", afirma.

Carhuancho afirma que se ha formado a la imagen del juez italiano Giovanni Falcone, quien se enfrentó a la mafia de su país y mandó a la cárcel a mucha gente, pero que murió asesinado.

Parece que Richard Concepción Carhuancho no teme ordenar prisión para quien lo merece, así se trate de un ex presidente de la República.

Te puede interesar