PPK evita hablar sobre Tía María en visita al valle de Tambo

Acta. El Gobierno se comprometió a implementación de hospitales, la ejecución del proyecto integral de agua y desagüe en Islay y la construcción de represa que permitirá disponer de agua para riego.

21 Ene 2017 | 10:00 h

Un estadio con ciudadanos portando banderolas de rechazo a la minería aguardó ayer al presidente Pedro Pablo Kuczynski, en el distrito de Cocachacra. Era la primera vez que el mandatario retornaba al valle de Tambo, tras asumir el cargo. Lo hizo en medio de fuertes medidas de seguridad y su breve discurso fue para anunciar una serie de inversiones, pero evitó pronunciarse sobre el futuro del proyecto minero Tía María.

PUEDES VER: Ante los gritos de “Agro sí, mina no”, PPK dijo que lo sabe y que está de acuerdo | VIDEO

“No me hablen de Tía María, yo no he venido a hablar de eso”, expresó el mandatario al inicio de su intervención y en voz alta, debido a que los concurrentes lo interrumpían con frases como: “¡El valle no se vende, el valle se defiende!” o “¡Agro sí, mina no!”

Previamente, a bordo de un helicóptero, Kuczynski sobrevoló las zonas de Peña Negra, Huayrondo, Punta del Bombón y Mejía. Lo acompañaron no solo los ministros José Manuel Hernández (Agricultura) y Edmer Trujillo (Vivienda), sino también la gobernadora de Arequipa, Yamila Osorio, y los alcaldes.

Mientras tanto, en Cocachacra aguardaban los pobladores en medio de dudas sobre la llegada del presidente. La fuerte presencia policial, con un promedio de quinientos agentes, confirmó esta esperada visita.

Los efectivos se apostaron en puntos clave del recorrido presidencial. Hubo cordones policiales en el cuartel de Chucarapi, otro grupo de uniformados se instaló en el puente Pampa Blanca, antiguo punto de concentración de las protestas contra Tía María.

ACUERDO DE DESARROLLO

Al llegar al estadio de Cocachacra, el presidente firmó con las autoridades locales el llamado "Acuerdo para el desarrollo de la provincia de Islay", documento de una sola página que contempla los tres ejes de inversión que serán priorizados en el valle de Tambo: agricultura, saneamiento y salud.

“Yo ya los escuché en la campaña y como dije que iba a estar aquí, estoy aquí”, subrayó en su intervención el mandatario, mientras la población intentaba interrumpirlo con gritos. Acto seguido, relató los compromisos asumidos.

“Hemos sobrevolado los lugares donde podría estar la represa de 100 millones de metros cúbicos; esa represa va a permitir que tengan agua todo el año”, enfatizó, al referirse al eje agrícola.

En segundo lugar, se comprometió a financiar y ejecutar un proyecto integral de agua, desagüe y tratamiento de aguas residuales para la provincia de Islay, a cargo del ministerio de Vivienda.

En tanto, el tercer compromiso está relacionado al financiamiento y ejecución de los hospitales de Mollendo y Cocachacra.

“Vamos a apoyar el agro, el agua potable, la salud y, por supuesto, buenos colegios”, recalcó en su discurso que no duró más de diez minutos.

Yamila Osorio, gobernadora de Arequipa, detalló luego que los estudios para estos proyectos serán culminados este año y en el 2018 se daría inicio a la ejecución física.

Al referirse a las protestas, la gobernadora hizo énfasis en la necesidad de fortalecer la presencia del Estado. “En cuanto a Tía María, lo primero era dar solución a los problemas de déficit hídrico. Para hablar hay que generar condiciones y luego espacios de diálogo”, apuntó.

En tanto, Richard Ale, alcalde de Islay, insistió en que se debe construir la represa de Paltuture por la alta demanda de agua y, por otro lado, consideró que el presidente Kuczynski debe escuchar el sentir de la población que ya fue expresado en forma reiterada en el caso Tía María. 

 

Te puede interesar