Coimas en Brasil llegaron a los US$ 2 mil millones

Delaciones premiadas. La investigación a un grupo de cambistas de dólares en Brasilia y Sao Paulo reveló una trama de pago de sobornos con dinero desviado de la empresa petrolera estatal y un “clube” de 16 empresas constructoras. Los sobornos llegaron a todos los partidos políticos de Brasil.

19 Ene 2017 | 1:22 h

Las delaciones del fin del mundo. Así las llaman en Brasil. Delatar un delito, a cambio de beneficios penitenciarios , ha impulsado el caso Lava Jato. No hay otra manera de llegar a todos los corruptos.

PUEDES VER: Muere juez clave de Lava Jato: incertidumbre rodea ahora el caso en Brasil

Primero, fueron empresarios y ejecutivos individuales los que empezaron a negociar y confesar.

Hoy, las mismas empresas han decidido colaborar. Odebrecht fue la primera, con 77 directivos, y ha seguido Camargo Correa, con 40 ejecutivos y socios.

Es de suponer que las otras compañías hagan lo mismo. Directivos de Andrade Gutiérrez, OAS, Galvao Engenharia, Engevix y UTC ya están negociando con los fiscales.

Ellos ofrecen revelar cómo se desviaba el dinero de los contratos, las cuentas secretas utilizadas para pagar los sobornos, los nombres de los funcionarios beneficiados y para qué se pagaron las coimas.

La fiscalía brasileña descubrió que un conjunto de constructoras corrompió a servidores del Estado y políticos para obtener importantes concesiones dentro y fuera de Brasil.

Odebrecht, por ejemplo, admitió que entregó coimas por US$ 349 millones en 11 países de Latinoamérica y África, entre ellos el Perú. El pago de sobornos creó una infraestructura financiera propia en Brasil.

El dinero que salía de la petrolera estatal brasileña Petrobras era manejado por "doleiros" (personas dedicadas al cambio no oficial del dólar) a través de casas de cambio, lavanderías de autos, empresas offshore y cuentas bancarias secretas.

Hoy, las autoridades de Brasil están descubriendo que las constructoras también tenían su propio esquema de "blanqueo". Las constructoras habían constituido un "clube" de 16 equipos (empresas) que a manera de un campeonato de fútbol se dividían los contratos en "campeonatos" locales o internacionales.

La compañía dirigida por Marcelo Odebrecht tenía una oficina secreta denominada División de Operaciones Estructuradas, para sacar el dinero de su contabilidad y entregarlo al funcionario corrupto o el político amigo.

Utilizaban subcontratos sobrevalorados, firmas offshore e intermediarios para canalizar los fondos a cuentas ocultas y contabilidad secreta en Estados Unidos y Suiza.

Lava Jato

El caso Lava Jato se inició el 2014 con una investigación de la Policía Federal de Curitiba sobre una red mediana de lavado de dinero que operaba desde Brasilia y Sao Paulo. En un inicio, los oficiales tenían en la mira a un grupo de ‘doleiros’ sin imaginar que detrás de ellos había un engranaje para pagos ilícitos.

Alberto Youssef, uno de los cambistas, llamó la atención cuando adquirió un auto valorizado en US$ 115,000 a nombre de Paulo Roberto Costa, ex director de abastecimiento de Petrobras.

Youssef fue sometido a interceptación telefónica y al ser detenido delató las conexiones que mantenía con Petrobras, para el pago de las "propinas" (coimas). Costa también decidió colaborar y nació Lava Jato, el caso más grande de corrupción en Latinoamérica.

El ex director de Petrobras relató que se desviaba alrededor del 3% del valor de los contratos en sobornos. Estas coimas comprendían pagos mensuales a políticos para financiar a sus partidos o campañas electorales.

Los implicados realizaban transferencias al extranjero a través de una red de más de cien empresas de papel y cientos de cuentas bancarias que enviaban millones de dólares hacia China o Suiza. Las más recientes investigaciones indican que la red de sobornos también operaba en otros sectores de la economía: gas, petróleo, químicos, etc.

Desde marzo del 2014, Lava Jato ha generado 1,434 procesos judiciales en 37 fases o operaciones. La Policía cumplió 188 órdenes de detención, 730 órdenes de búsqueda y 197 órdenes de conducción coercitiva, entre ellos el expresidente Lula da Silva.

Además, hay 70 acuerdos de delación premiada con personas y seis de indulgencia con empresas. Han recuperado 3,6 billones de dólares, que serán devueltos por las empresas involucradas. Los fiscales estiman que Petrobras y el "clube" pagaron sobornos por 6,4 billones de reales, aproximadamente 2 billones de dólares (lavajato.mpf.mp.br).

En el Perú

El escándalo de corrupción alcanzó al Perú el 2015. Documentación incautada en algunas de las empresas intervenidas, como planillas, correos electrónicos, y otros materiales, comprometen a funcionarios de los gobiernos de Alan García, Alejandro Toledo y Ollanta Humala.

El Ministerio Público del Perú empezó indagando los presuntos pagos de coimas de la empresa Camargo Correa, que aparecieron el año 2009 en el caso 'Castillo de Arena', en relación con la Interoceánica y la planta de tratamiento de agua de Huachipa.

Luego se ha incluido a Odebrecht, tras firmarun acuerdo de colaboración con Estados Unidos, Suiza y Brasil en el que reconoce pagos ilícitos en el Perú por 29 millones de dólares, entre los años 2005 y 2014, en la Interoceánica Sur y Norte y el Tren Eléctrico, entre otras obras.

La Fiscalía logró un acuerdo de colaboración con dicha constructora para avanzar en la investigación. El acuerdo incluye la entrega de información de los pagos de sobornos –nombres, montos, cuentas bancarias–, además de un adelanto de S/ 30 millones por el perjuicio ocasionado al Estado.

En febrero, juez homologará las 77 delaciones premiadas de Odebrecht

El ministro del Supremo Tribunal Federal de Brasil, Teori Zavascki, interrumpió las vacaciones judiciales para avanzar la revisión de las 77 delaciones premiadas de los ejecutivos de Odebrecht.

Teori no ha dado una fecha para homologar las declaraciones, pero la prensa brasileña señala que se iniciarán las audiencias con los delatores y las homologaciones serían la primera y segunda semana de febrero.

Las audiencias tienen como objetivo verificar que los delatores han confesado por voluntad propia y no por presión de la fiscalía. La fiscalía pidió que tan luego se produzca la homologación se hagan públicas las 900 delaciones que revelan pagos a ex presidente, ministros y políticos brasileños.

La homologación también agilizará la llegada a Lima de la información sobre los sobornos pagados en Perú.

Te puede interesar