Estado Islámico afronta crisis financiera: sus terroristas se quedan sin salarios

El panorama adverso sin precedentes para el grupo terrorista ha provocado conflictos internos entre sus altos mandos.

3 Abr 2016 | 10:20 h

En enero de este año se reveló que el Estado Islámico (EI) atravesaba por una crisis financiera, provocando una rebaja en el salario de todos sus combatientes; sin embargo, el panorama es mucho peor para la organización terrorista, según informa The Washington Post.
 
 
El medio estadounidense, citado por RT, dio a conocer este domingo que los salarios de los terroristas que combaten en Irak y Siria se han reducido en un 50%, y que incluso algunos de sus miembros ya no reciben un solo centavo como sueldo.
 
Funcionarios norteamericanos, involucrados en la lucha antiterrorista contra el grupo extremista, han indicado que EI afronta una crisis sin precedentes por el éxito que han tenido una serie de bombardeos conjuntos sobre sus yacimientos y depósitos petroleros.
 
La destrucción provocada sobre los terrenos controlados por los extremistas han propiciado que estos reduzcan su producción de petróleo en un tercio. Ello ha supuesto una serie problemas para el Estado Islámico, pues se han visto afectados en su capacidad de costeo de operaciones y pagos a sus terroristas. 
 
La crisis económica, además, ha repercutido en la interna de la organización, ya que han surgido conflictos entre comandantes y altos mandos, acusándose mutuamente de robos.
 
La actual realidad del Estado Islámico dista de alarde de dinero que hacían hace algunos años, cuando no solo pagaban sueldos altos, sino también entregaban hasta bonos adicionales, por ejemplo, en caso de bodas y el nacimiento de niños.

El dato

El grupo, llamado también Daesh, ocupó vastos territorios en Siria e Irak, donde ha llegado a tener empleadas a más de 1.600 personas en la industria del petróleo, la mayoría de ellas reclutadas por todo el planeta.

Te puede interesar