19 de Mayo de 2017 | 17:09 h

Brasil: Nuevas acusaciones contra Michel Temer complican su situación

Tras acuerdo de cooperación judicial, empresarios del grupo JBS revelaron haber pagado sobornos al presidente desde el 2010. Lula da Silva y Dilma Rousseff también estarían involucrados.

Foto: Efe

Foto: Efe.

Una nueva confesión complica la situación del presidente de Brasil Michel Temer, así como la de sus antecesores Dilmaa Rousseff y Luiz Inácio Lula da Silva. Tras llegar a un acuerdo de cooperación judicial, los directivos del grupo JBS confesaron haber pagado sobornos a Temer desde el año 2010.

Sobre Temer, uno de los dueños de la empresa, Joesley Batista, afirmó que le paga sobornos desde 2010 y que, entre ese año y 2011, llegó a entregarle una "mesada" de 100.000 reales (hoy unos 29.500 dólares) por diversos "favores" en el Ministerio de Agricultura.

PUEDES VER: El creador de la ‘Ballena azul’ deja estremecedor testimonio

Los empresarios también dijeron que desde el año 2005 distribuyeron cerca de 80 millones de dólares entre Lula Da Silva y Dilma Roussef por los "favores" realizados desde su posición de poder.

Los testimonios fueron difundidos por la Corte Suprema brasileña y alcanza a cuatro ministros del actual Gobierno, a decenas de parlamentarios, a dos gobernadores y solo resquebrajan más la base política del presidente Michel Temer.

La investigación abierta contra el presidente brasileño se sustenta en los delitos de obstrucción judicial y corrupción pasiva. La base son las declaraciones de los directivos del grupo JBS.

En su defensa, Temer fue enérgico y afirmó que no renunciará a su cargo. El presidente brasileño aseguró que comprobará su inocencia.

Síguenos en Facebook