16 de Mayo de 2017 | 7:45 h

EE.UU.: el sorprendente último deseo de un condenado a muerte

Cumplía condena por haber degollado al médico que ayudó a su madre a dar a luz.

J.W. “Boy” Ledford Jr. fue sentenciado tras haber degollado al médico que ayudó a dar a luz a su madre. Fuente: Infobae

J.W. “Boy” Ledford Jr. fue sentenciado tras haber degollado al médico que ayudó a dar a luz a su madre. Fuente: Infobae.

Horas antes de que se cumpla su fatal sentencia, J.W. “Boy” Ledford Jr. pidió que su muerte fuese distinta: que un pelotón de fusilamiento sea el encargado de cumplir con su ejecución, antes de que se le aplique la inyección letal, pues lo consideró un trato “más humano”.

El condenado fue sentenciado a la pena de muerte tras haber degollado a Harry Johnston, el médico quien ayudó a su madre para que el asesino viniese a este mundo. En su defensa, Ledford argumentó que tuvo una niñez muy dura y sufrió abusos, asimismo, explicó que tiene un bajo coeficiente intelectual.

PUEDES VER: Estados Unidos: Avioneta se estrella y deja dos muertos en New Jersey

Los abogados de Ledford comentaron que el asesino teme quedar en agonía tras ser inyectado y luego de que la droga ataque su sistema respiratorio. Ante ello, y en base a que en el estado de Georgia se permite a los sentenciados a muerte elegir el método que consideren mejor, solicitó que sea un escuadrón de fusilamiento el que le ponga punto final a su vida; sin embargo, esa forma ya no se encuentra entre las opciones del Estado.

En el estado de Georgia, la droga usada para la inyección letal no es el midazolam, sino el pentobarbital, que induce a la inconsciencia y luego a la muerte. Este año, Ledford sería el primero en ser inyectado, y en el 2016 fueron nueve.

En Estados Unidos se ha abierto un debate en torno a la droga usada pues en algunos sentenciados no causó el efecto esperado, razón por la que Ledford pidió este inusual pedido antes de su ejecución.

Síguenos en Facebook