China: colombiano es ejecutado con inyección letal por tráfico de drogas

Un hombre de 74 años fue ejecutado con una inyección letal, luego de ser condenado a muerte al intentar traspasar casi cuatro kilos de droga. En China, el narcotráfico es un delito grave y merece dicha sentencia.

28 Feb 2017 | 4:48 h

El colombiano Ismael Enrique Arciniegas, de 74 años, fue detenido en el 2010 y luego condenado a pena de muerte por haber reconocido un delito de narcotráfico. Finalmente, el caleño fue ejecutado con una inyección letal en China.

El hombre estuvo preso por casi 7 años en una cárcel en la ciudad de Guangzhou, luego que fuese intervenido cuando intentaba pasar casi cuatro kilos de droga en su maleta por la que recibiría 5.000 dólares.

PUEDES VER: China: Declaran inocente a hombre ejecutado hace 21 años

El hijo del colombiano, Juan José, de 34 años, contó que conversó con su padre dos horas antes de que fuera ejecutado, tras siete años de no haber tenido contacto con él. Además, en el testimonio, que fue revelado por el diario 'El Tiempo', Arciniegas se habría despedido diciendo que irá "al cielo" a reunirse con el resto de sus familiares fallecidos.

"Me voy feliz. La vida es una comedia y esta comedia se acabó. Doy gracias a Dios por la familia que me permitió tener. Mucha tranquilidad. Bendiciones. Me voy al matarile", citó a su padre.

Cabe indicar que China es uno de los 34 países del mundo que castiga el narcotráfico con la pena de muerte por considerarse un delito grave. En la actualidad,  hay cinco colombianos condenados a pena de muerte por este delito, tres sentencias ratificadas y dos en espera de apelación.

Por su parte, el Gobierno de Colombia  ha expresado que "reconoce el derecho soberano que tienen los países de establecer y aplicar su legislación en materia penal". Sin embargo, ha reiterado "categóricamente su posición en contra de la pena de muerte".

Te puede interesar