Trump quedó “perplejo” y “horrorizado” tras ganar la Presidencia, revela libro

“Fuego y furia” es el nombre del libro del periodista Michael Wolff, que cuenta detalles secretos del ascenso de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos.

6 Ene 2018 | 11:07 h

El reciente lanzamiento del libro “Fuego y furia: dentro de la Casa Blanca de Trump”, del periodista Michael Wolff, ha causado revuelo en Estados Unidos. La publicación cuenta secretos de lo que fue la elección del mandatario y la toma de mando.

El libro revela por ejemplo que Donald Trump quedó “horrorizado” al ganar la presidencia estadounidense. Además se enfadó porque distintas personalidades rechazaron asistir a la toma de mando y después no se mostró incómodo con las exigencias de la Casa Blanca.

PUEDES VER Donald Trump: “Los hispanos acabarán enamorándose de mí”

El autor realizó más de 200 entrevistas a personas del círculo cercano de Donald Trump. Pero desde la Casa Blanca el portavoz Sarah Sanders dijo que el libro está lleno de “señalamientos falsos y engañosos”.

La BBC recogió los pasajes más polémicos del libro que trajo diversas reacciones en la prensa estadounidense.

Donald Trump "perplejo" por su victoria.

Michael Wolff describe el asombro y consternación del presidente de Estados Unidos tras su victoria en las presidenciales de noviembre de 2016.

“Poco después de las 8 de la noche del día de la elección, cuando la sorpresiva tendencia decía que Trump en realidad podría ganar, Donald Trump Jr. le dijo a un amigo que su padre, o DJT, como él lo llama, parecía como si hubiera visto un fantasma. Melania estaba en lágrimas y no de alegría… Era un Trump perplejo transformándose en un Trump incrédulo y luego en un Trump horrorizado. Pero aún vendría la transformación final: Donald Trump se convirtió en un hombre que creía que lo merecía y que era completamente capaz de ser el presidente de Estados Unidos”.

Donald Trump “enfadado” en la toma de posesión.

El periodista dio un espacio especial al día de la toma de mando de la Presidencia de Estados Unidos, el 20 de enero de 2017.

“Trump no disfrutó de su propia toma de posesión. Estaba enojado por que las personalidades de nivel A rechazaran asistir al evento, estuvo descontento con el alojamiento en la Casa Blair, y se le vio peleando con su esposa, que parecía al borde de las lágrimas. A lo largo del día, él tenía lo que algunos a su alrededor llaman la cara de golfista: enfadado y cabreado, con los hombros encorvados, brazos oscilantes, cejas y labios fruncidos”.

El presidente encontraba a la Casa Blanca “espeluznante"

“Trump, de hecho, encontró la Casa Blanca un poco irritante e incluso espeluznante… En los primeros días, pidió dos pantallas de televisión, además de la ya existente, y una cerradura en la puerta, lo que llevó a un breve enfrentamiento con el Servicio Secreto que insistía tener acceso al cuarto”.

Ivanka se burlaba del cabello de su papá, según la publicación

La hija mayor del presidente de EE.UU. se burlaba de la supuesta “cirugía de reducción del cuero cabelludo” de su padre.

“Ella trataba a su padre con un grado de desapego, incluso de ironía, yendo tan lejos como para burlarse de su cabello con los demás. A menudo describía a sus amigos la mecánica detrás del peinado”.

Te puede interesar