El Sebin, la policía secreta que solo responde a Nicolás Maduro

Poder oscuro. Los agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) tienen sus propios códigos, su edificio con celdas donde torturan a los rivales del chavismo. Hasta la gente del gobierno les teme.

13 Ago 2017 | 6:45 h

El periodista del diario El Nacional, Javier Mallorca, reveló en un reportaje publicado en ABC-Semanal que "las celdas del Sebin son el escenario de tratos crueles, torturas y corrupción. Para estar recluido allí, no hace falta tener una orden de captura, y te pueden dejar allí aun si los tribunales dicen que debes estar en la calle".

No todos los que están en las celdas del Sebin fueron detenidos con órdenes de aprehensión emitidas por un juzgado de control, y tampoco fueron detectados in fraganti cuando cometían algún delito. "Por las celdas del Sebin han pasado extranjeros y venezolanos, sin que eso conste en algún oficio judicial. A veces, simplemente por haber dicho o divulgado, a través de las redes sociales, algo que molestó a algún jerarca", añadió.

PUEDES VER Hijo de Maduro amenaza con tomar la Casa Blanca si EEUU invade Venezuela

Tortura y patrones 

Foro Penal recordó que el violinista Wuilly Arteaga –que se hizo famoso por tocar el violín durante las manifestaciones contra Maduro– lleva quince días encarcelado tras su detención en una protesta. Según fuentes cercanas el músico, Arteaga ha sido brutalmente golpeado.

El informe recoge testimonios sobre torturas físicas en el Sebin Helicoide. Se pudo identificar hasta seis patrones. El modo más frecuente es la llamada "crucifixión", con esposas en una reja u objeto fijo, que puede ser combinada con golpes. También la tortura blanca, que implica permanecer en "aislamiento celular", en una celda de 6 metros cuadrados en Plaza Venezuela, sin luz solar y con un foco de luz artificial permanentemente encendido. Donde la única pista que tienen los presos sobre el transcurrir de las horas es el ronroneo de los trenes del Metro que pasan cerca de allí, y que cesa a las 11 p.m.

En el Sebin Helicoide hay 321 metros cuadrados de espacio disponible para los detenidos y, según el informe, a principios de junio estaban 340 internos.

Un metro por preso

La matemática es simple: menos de un metro cuadrado por preso. El hacinamiento supera el 300%. Han estado mayores de edad mezclados con menores; criminales violentos junto a detenidos por razones de conciencia; procesados y condenados en la misma instalación. Pero además hay un tratamiento diferenciado de forma sistemática, que privilegia a algunos reclusos debido a la prominencia de sus casos o gracias a su capacidad económica. "Por ende, es un sistema de corrupción. En el Sebin no se consigue nada, pero se puede comprar de todo. Por supuesto, si tienes la capacidad económica para pagarlo. Incluso, desde tres horas hasta una noche de placer en un baño conocido como el conyugal", reveló Mallorca.

La CIA bolivariana

La orientación del trabajo de inteligencia cambió radicalmente desde la llegada de Hugo Chávez al poder.

Durante el arranque de su gobierno, la antigua DISIP, la policía política adscrita al viejo bipartidismo de Acción Democrática (AD), socialdemócrata y COPEI, democristiano, sufrió fuertes sacudidas internas y destituciones; renovada su plantilla, el 2009 pasó a llamarse Sebin, con agentes entrenados y la presencia de espías cubanos.

Desde entonces trabaja intensamente en el flanco político y económico, y al igual que la CIA corteja a oficialistas y opositores, el Sebin escruta a los grupos antigubernamentales para infiltrarse en ellos y dividirlos con la acentuación de las diferencias, egos y ambiciones detectadas en su seno.

El Helicoide

El 16 de agosto del 2016, la justicia venezolana sentenció la libertad de 16 personas investigadas por el asesinato del periodista Ricardo Durán. Un año después, siguen detenidos en los calabozos del edificio El Helicoide, sede del tenebroso Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) y lugar de detención de la mayor parte de los presos políticos en las protestas.

En un reportaje publicado por la revista TalCual, se reveló que cuando los abogados acuden con la orden de excarcelación en mano para exigir la libertad de los agentes, en el Sebin responden que "no tienen la orden" de recibirla.

Algo similar sucede con Wilmer Azuaje, diputado del Consejo Legislativo del estado Barinas. Fue detenido el pasado 2 de mayo por agentes del Sebin y trasladado hasta los calabozos de El Helicoide. El 12 de julio del 2017, el Tribunal Supremo de Justicia dictaminó que Azuaje debía "permanecer detenido en su residencia, hasta tanto el Consejo Legislativo del estado Barinas decida sobre el allanamiento de la inmunidad parlamentaria". Pero esta medida, como otras, tampoco ha sido acatada por el director del Sebin.

El abogado y presidente de la ONG Nueva Esparta en Movimiento, encargada de la defensa de los Derechos Humanos, Henry Jaspe, aseguró que esta medida de no acatar las órdenes de los organismos superiores solo habla del "estado policial" que se vive en Venezuela.

Indicó que el TSJ conoce a plenitud la palabra "desacato", que no es más que "no cumplir con una resolución dada por una autoridad judicial". Por lo que señala que el director del Sebin se encuentra en desacato.

Al hablar de incumplimiento de las medidas, indica que "hay un desbalance". "Realmente lo que tenemos en Venezuela es un Estado policial. En un Estado policial este tipo de organismos dirigidos por el ejecutivo tiene un poder casi supraconstitucional, que es lo que estamos viviendo. El Sebin tiene más poder que la ley y que el propio TSJ".

Subrayó que de cumplirse la ley en contra de ese desacato, el director del Sebin "debería estar detenido".

De haber división de poderes y cumplimiento de las leyes, el abogado dijo que el TSJ, acompañado de las fuerzas de seguridad, debería detener al director del cuerpo público, realizar la intervención del ente, todo esto con la compañía del Defensor del Pueblo y del Fiscal General de la República, para que se cumpla con las leyes sin violar los Derechos Humanos de los afectados.

Romero denunció la "ola de persecución" contra alcaldes no alineados con el chavismo, algunos de los cuales se encuentran en la cárcel o se han dado a la fuga en los últimos días. Entre estos últimos están el alcalde del municipio caraqueño de Chacao, Ramón Muchacho, y su homólogo del también capitalino municipio de El Hatillo, David Smolansky, contra quienes el Tribunal Supremo dictó esta semana penas de prisión de 15 meses, además de suspenderlos de sus cargos.

El poder del SEBIN está por encima de las autoridades y hasta la gente del gobierno le teme. Una frase mal dicha contra Maduro los puede llevar a las celdas de El Helicoide. 

Sondeos

  • El director de la encuestadora Datanálisis, José Antonio Gil, dijo que la gestión del presidente Nicolás Maduro tiene 17 % de apoyo popular, según los últimos sondeos de esta firma, y que 80 % de los consultados evalúa "de forma negativa al gobernante".
  • Sobre la Asamblea Constituyente, Datanálisis publicó que la intención de participación no superaba los 3.400.000 votantes. Pero el gobierno dijo que votaron mas de 8 millones.

El modo más frecuente (de tortura) es la “crucifixión” con esposas en una reja u objeto fijo, que puede ser combinada con golpes...

Agentes de Sebin secuestran al hijo de Lares

  • La ONG Provea denunció la detención del hijo del alcalde opositor Omar Lares, una acción que tendría como fin presionarlo para que se entregue a las autoridades, pues el funcionario se encuentra prófugo tras conocerse que fue sentenciado a prisión por presunta financiación de protestas.
  • Provea, que calificó el hecho como un "secuestro", indicó que Juan Pedro Lares, de 24 años, y de nacionalidad colombiana como la de su madre, fue detenido el pasado 30 de julio durante una redada de la Guardia Nacional (GNB, policía militarizada) y el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) en el occidental estado Mérida.
  • Según la ONG, los familiares del joven Juan Pedro Lares temen que esté "siendo objeto de tratos inhumanos, crueles y degradantes para, supuestamente, obligarlo a revelar el paradero de su padre", unas prácticas abusivas habituales en los centros de detención venezolanos según testimonios presentados durante la semana por la ONU.
  • Provea asegura que el joven se encuentra "desaparecido" desde su detención y la familia cree que se encuentra en la sede del Sebin, en Caracas, conocida como El Helicoide, pero ni su madre ni sus abogados han tenido acceso a él ni han recibido explicaciones sobre su paradero.
  • El alcalde de Campo Elías (Mérida) es uno de los ediles opositores contra quienes pesan órdenes de captura.

El violinista Wuilly Arteaga -famoso por tocar violín durante las protestas- lleva quince días encarcelado y ha sido brutalmente golpeado. 

Te puede interesar