Mujer: Un nuevo enfoque para llegar a ella

Estudio realizado por Datum.

5 Ene 2018 | 16:29 h

En último estudio etnográfico sobre la mujer, realizado con mujeres de NSE A2B y C, amas de casa y/o trabajadoras dependientes o independientes, con o sin hijos, muestra interesantes hallazgos que representan oportunidades de negocio con este segmento de la población.

La mujer limeña es positiva, sensible y fuerte ante la adversidad. Tiene muchos deseos de progresar y se esfuerza por lograr sus metas a nivel familiar y profesional. Es independiente, toma decisiones por sí misma pero busca llegar a acuerdos con su pareja. Puede buscar consejos de familiares y amigos, escucha opiniones pero al final opta en base a su propio criterio. Es líder dentro de su hogar, dirige y protege a su familia, decide los productos y marcas que consumen. Es innovadora para resolver problemas y se relaciona adecuadamente con la tecnología.

Tanto las amas de casa – que centran todo su esfuerzo en el bienestar de sus hijos-, como las mujeres que están orientadas a su desarrollo personal y profesional, se sienten satisfechas y plenas con la vida que han elegido, lo cual no es un obstáculo para que cambien su estilo de vida en una etapa posterior.

La mujer limeña desea ser valorada, escuchada, atendida y recompensada con muestras de cariño o con pequeños detalles por parte del esposo e hijos. Busca tener momentos y espacios que sean “solo para ella”, para su disfrute y relax, lejos de la rutina y responsabilidades diarias.

Al margen de que sean ama de casa o que trabajen, tengan o no tengan hijos, las mujeres se sienten plenas y satisfechas con el rol que están cumpliendo en la vida, lo cual no limita su deseo de seguir progresando en el ámbito profesional o familiar. No se sienten víctimas o sufridas con la vida que llevan.

En el nivel C donde podrían tener ciertas limitaciones económicas, no se sienten frustradas porque enfrentan sus problemas, establecen metas y luchan para alcanzarlas.

Se ha podido establecer una clasificación de las mujeres en función al rol que han asumido dentro de la familia:

Las Abnegadas, centran su rol en el cuidado y bienestar de su familia y su principal objetivo es la realización de todos los que la conforman. Anteponen las necesidades de su familia a las necesidades personales pero los logros que ellos alcancen los sienten como propios. Ellas deciden lo que se consume en el hogar, tanto productos como marcas.

Las Hedonistas, son mujeres de nivel más alto, sin hijos o con hijos mayores. Anteponen su desarrollo personal o profesional al de su familia. Consideran que tener una familia no las obliga a cumplir de manera exclusiva con el rol de “ama de casa” o que deban abandonar sus proyectos por el bienestar de su familia. Su consumo es mayormente personal, pero también buscan complacer a sus seres queridos sin anteponerlos a los suyos.

Prioriza el estilo de vida saludable, muestra gran preocupación por su salud, lleva una vida activa y procura alimentarse de manera natural y balanceada. Prefiere comida hecha en casa porque pueden controlar la calidad y cantidad de los ingredientes, evita alimentos procesados que contengan químicos o preservantes y se orientan al consumo de frutas, verduras y cereales como la avena.

El “hacer las compras” e “ir de shopping” son conceptos totalmente diferentes para la mujer. El primero es impersonal, busca hacerlo en el menor tiempo y se refiere a las compras de productos para el hogar (alimentos, productos de higiene personal e higiene del hogar). Ir de shopping, en cambio, es una actividad personal que implica un momento de disfrute y relax.

Empaquetar ofertas y promociones ofreciéndole como beneficio “escaparse de la rutina”, donde pueda tener un momento especial “solo para ella”, para disfrutar y relajarse.

OPORTUNIDADES DE NEGOCIO

La mujer, en especial el ama de casa, necesita sentirse reconocida y valorada, es por eso que los productos o servicios que transmitan cariño y la valoración de los hijos y esposo hacia ellas, lograrán:

  1. Captar su atención de manera especial
  2. Que se identifiquen con la situación presentada
  3. Generar un vínculo emocional con la marca.

-Mostrar en la comunicación a una mujer decidida, independiente, capaz de alcanzar metas propias y logros a nivel personal, profesional, – o a través de los logros obtenidos por sus hijos (que siempre son concebidos como propios), generarán identificación entre el mensaje y el concepto que tiene la mujer limeña de sí misma.

-Empaquetar ofertas y promociones ofreciéndole como beneficio “escaparse de la rutina”, donde pueda tener un momento especial “solo para ella”, para disfrutar y relajarse.

-No temen interactuar con la tecnología lo cual permitiría que sea un facilitador en temas de comunicación, entretenimiento, educación, belleza, salud, deporte, entre otros.

-El concepto “estilo de vida saludable” tiene mucha importancia para la mujer actual que le da gran importancia a la salud y a verse físicamente bien, y que asume la responsabilidad de cuidar la salud de su familia. Todo lo que se asocie con “llevar una vida activa”, “ejercitarse”, “comer sano, natural y balanceado”, son temas que tienen gran valor para ellas.

-Empoderarlas a través del conocimiento. No todas las mujeres tienen la oportunidad de estudiar, pero el denominador común es que buscan el bienestar de su familia y siempre están dispuestas a saber más. Activaciones, charlas y cursos que ayuden a la mujer a ampliar su conocimiento es altamente valorado.

Fuente: Mercado Negro.

Te puede interesar