Errores frecuentes en publicidad programática

Uno de los errores más frecuentes en la publicidad programática es no aplicar algoritmos para encontrar clientes potenciales a través del retargeting. Te invitamos a leer el artículo de Alexis Reátegui, Country Manager de Digilant.

29 Nov 2017 | 14:56 h

Muchas marcas siguen sin aprovechar todas las posibilidades que ofrece la compra programática de publicidad, lo que les impide aumentar la rentabilidad de sus acciones y maximizar así su ROI.

Algunos de los errores más frecuentes son no conocer el valor de cada usuario para segmentar a los más propensos a convertir frente a los dudosos. Otro, es no aplicar algoritmos para encontrar clientes potenciales y no solo reciclados a través del retargeting. Tampoco se personalizan los mensajes dirigidos a los diferentes perfiles que la campaña quiere impactar.

Objetivos poco claros, equivocar los canales de marketing, incapacidad de identificar las capas de datos adecuadas, escasa medición de los objetivos y no optimizar la información obtenida, son otras equivocaciones frecuentes.

La compra programática se apoya en soluciones avanzadas de data science para comprender mejor al mercado, lograr orientaciones más precisas para optimizar las campañas publicitarias y mejorar el rendimiento de las inversiones de los anunciantes. Sin embargo, muchas compañías siguen tratando a la audiencia objetivo como un solo grupo enorme, empleando muchas veces tecnología programática obsoleta. Lo hacen sin analizar los diferentes comportamientos, intereses y actitudes de los consumidores para crear todos los segmentos posibles dentro de esa gran audiencia.

En cambio, una segmentación avanzada permite identificar el target realmente esencial para una marca y descubrir nuevos segmentos clave. Es tan importante examinar bien el planteamiento inicial de una campaña programática como aprender de los resultados. La flexibilidad que aporta la compra de medios programática permite una optimización continua. El análisis y la estrategia previa, durante y después de la campaña asegurarán a las marcas que sus siguientes actuaciones serán más sólidas, mejorarán los resultados finales, la inversión y aumentará su ROI.

Fuente: Mercado Negro

Te puede interesar