• Impresa
  • Melania Urbina
  • Cine
  • Peliculas
Viernes, 9 de Febrero de 2018 | 6:6:40 am

Melania Urbina: “No necesitas ser la ‘Chica dinamita’ para que te ofendan”

Simpatía y personalidad fuerte se conjugan en Melania Urbina. Toda ella es una explosión de expresividad cuando conversa, más aún, en el contexto de la puesta en cartelera de Django: Sangre de mi sangre, secuela que la reencuentra con su mítico personaje, la “Chica dinamita”.

¿Ha sido difícil reencontrarse con el personaje?

Ha sido lindísimo reencontrarme con la “Chica dinamita”, un personaje que no me ha soltado en quince años.

PUEDES VER Indira Huilca: “La pena de muerte no es una solución al problema”

¿Y cómo se siente esa “Chica dinamita”?

Es una “Chica dinamita” 15 años después que no se la ha pasado bien. Las personas en el cine van a ver una nueva faceta de la que no han visto antes.

¿Cuál?

Lo que significa encontrarse con Django después de tiempo. Ellos son dinamita, en realidad.

¿Te arrepientes de haber realizado el personaje hace 15 años?

En algún momento llegué a sentir arrepentimiento, pero no significa que ahora esté arrepentida. Ahora estoy orgullosa de hacer el personaje.

¿Cómo así?

Me siento orgullosa de mí cuando me veo hacia atrás, como una actriz más chibola y valiente que se atrevió a trabajar. Porque hay que ser bien valiente, osado y comprometerte con tu trabajo para hacer lo que hice.

Te ha sucedido de todo a raíz del personaje además…

Sí, he sentido todo tipo de emociones con la “Chica dinamita”.

¿Hostilidad y algún mal trato?

Sentí todo tipo de sensaciones. Desde gente que quiere mucho al personaje, pero también he sentido la hostilidad de la gente. Existe mucho machismo, agresividad.

¿Te afectó?

En algún momento siendo más chibola me afectó al sentirme vulnerable ante las cosas que un sector de la gente que vio Django me decía y que no tenía que ver con mi trabajo, sino con cosas más retorcidas.

¿Qué hiciste al respecto, con los años?

Entender que de esto no está libre nadie. No tienes que ser la “Chica dinamita” para que te ofendan. No tiene que ver conmigo, eso habla de las personas y no de mí.

¿Vivimos en una sociedad cosificadora?

Creo que somos bastante conservadores y machistas, a diferencia de que las mujeres nos estamos empoderando. Siento que un gran sector nos levantamos, alzamos la voz y tenemos la libertad de decidir sobre nuestra chamba y nuestro cuerpo.

¿Te ha costado?

Al principio, sí, pero uno entiende que la verdadera libertad está en expresarnos como queremos.