• Impresa
  • La Contra
Martes, 16 de Enero de 2018 | 6:6:20 am

Fiorella Quiñones: “No hay edad para desarrollar tu condición física”

Ser artista, para Fiorella Quiñones representa un compromiso con la sociedad. Acróbata de La Tarumba, es fundadora de Sonrisa de Elefante, un espacio cultural para el desarrollo artístico que no exime edad ni condición social.

Nunca he hecho acrobacias. ¿Estoy a tiempo para aprender?

Sí. No hay edad para poder desarrollar tu condición física.

¿Has tenido alumnos viejos?

De todas las edades. Y se les enseña de manera personalizada. Les hacemos entender que, realmente, todos podemos desarrollar nuestra condición física.

Suenas alentadora...

Muchas veces creemos que no tenemos oportunidad en la vida para cualquier aspecto. No es así. Necesitamos cambiar el chip para poder crecer.

¿Crees que puedes cambiar de mentalidad a las personas a través de Sonrisa de Elefante?

¡Por supuesto! Emprender un proyecto como este ha demandado esfuerzo, sacrificio y todo en beneficio de generar un espacio de intercambio y aprendizaje en la comunidad.

¿Y cómo ha respondido esa comunidad?

Al principio fue difícil.

¿Por qué?

La casa que encontramos (en Jesús María) estaba abandonada y se había convertido en un vertedero de basura de la cuadra. Cuando empezamos los trabajos de limpieza igual se seguía botando basura.

¿Peleaste con los vecinos?

Las personas de la cuadra son muy amables, no podría decirte que ellos arrojaban la basura, pero sí llamábamos la atención. Fue todo un trabajo acostumbrar a las personas a que se abriría un centro cultural.

¿Fue difícil también conseguir los permisos?

Sí. Es muy complicado emprender un proyecto cultural. Es todo un trámite de licencias y de diálogos. Incluso te diría que sacar un proyecto relacionado a la cultura es más difícil que sacar un restaurante (risas).

¿Consideras que eres competencia de La Tarumba?

Nos complementamos bien. Nosotros hemos formado a artistas que han estado en La Tarumba.

¿Cuál es el punto en común?

El interés por el trabajo social a través del arte. El cultivar distintas disciplinas genera mejores individuos; los hace libres, felices. Y para eso estamos en esta vida.