• Impresa
  • La Contra
  • Música
Martes, 9 de Enero de 2018 | 6:6:20 am

Delfín Garay: “Para ciertas personas el arte no es sinónimo de vida”

Llegó del Cusco a nuestra capital hace más de veinte años con el sueño de convertise en músico. Los azares de la vida lo llevaron a ser el propietario del Delfus Bar, en el distrito de Miraflores, que hoy más que nunca intenta convertirse en un foco cultural.

¿Qué representa el Delfus Bar para ti?

Mi vida.

¿Lo dices porque es tu único negocio y además vives de él?

No. La verdad es porque para mí es un compartir diario. Sé que es difícil para ciertas personas comprender eso.

¿Por qué?

Porque para ciertas personas el arte no es sinónimo de vida, pero para mí es eso.

Ciertas personas... ¿Te refieres a las que viven en nuestro país?

Totalmente. En nuestro querido Perú el arte no es bien valorado y menos significa trabajo.

¿Incluyes autoridades?

¡Esos! ¡Esos son los peores! Creen que la cultura es solo una diversión y que no trasciende.

¿Qué se debe hacer para cambiar la perspectiva?

Reformular desde el sistema educativo hasta la difusión de las actividades artísticas. El arte realmente es significativo.

Explícame eso.

La cultura va más allá de todo, marca la forma de ser de las personas. Si nuestro país tuviera más cultura, tendríamos menos equivocaciones y más unión.

Entonces, ¿el artista debería tener un rol activo en la sociedad?

Por supuesto que sí. Aquella persona que hace cultura debe tener poder de influencia en la sociedad, en la política, etc.

¿Y cuál es tu rol?

Abrir un espacio donde los jóvenes puedan desarrollar cultura. Un espacio de intercambio, encuentro y aprendizaje.

Quizás como te hubiese gustado que hicieran contigo.

Así es. Mi idea es que el pueblo joven le muestre más atención a la cultura. La cultura genera el buen vivir del pueblo.

Estás en el bar desde la tarde hasta la madrugada. ¿Te queda tiempo para oír música o practicarla?

Poco tiempo. Pero al parecer se sigue escuchando lo mismo desde hace varios años en las radios.

¿Esto último es motivo para refugiarte en el bar?

La música nacional, en especial el rock y la música criolla, se encuentra relegada en las radios.

¿Qué es lo que más te gusta de estar en el bar?

Ser un observador de todo lo que sucede.

¿Escribes lo que ves?

Sí. No soy poeta, soy un ordenador de palabras, cuando tengo escaso tiempo de escribir. En el bar escucho historias y trato de ordenarlas como mi corazón lo entiende.