• Impresa
  • La Contra
Miercoles, 3 de Enero de 2018 | 6:6:19 am

Pedro Morillas: “En la mañana no hago nada y en la tarde descanso”

El titular que usted lee es una ironía de propia boca del entrevistado, pero en el fondo grafica una verdad innegable: cuando uno se traza ser emprendedor, con enfoque y testarudez, el resultado es el éxito. Pedro Morillas ha sido director de la Sin, presidente de Canatur y parte del Consejo Directivo de Confiep. Aquí parte de su actual historia.

Define qué es un emprendedor.

Yo no lo sé.

¿Entonces?

Te puedo decir que sé los secretos del fracaso. Si tú reviertes el pensamiento, quiere decir que hay que estar preparado para cuando la oportunidad aparezca.

¿Qué virtudes están en juego en ello?

Hay que ser honesto, trabajador y corajudo para no desviarte del curso que te has marcado.

¿Así de simple?

Hay que esforzarse y ya el resto viene por sí solo, parafraseando a un político (risas).

¿Qué es para ti innovar?

Es hacer algo que nadie ha emprendido antes.

¿Y para eso hay que trabajar mucho y sin descanso?

Tiene que haber un balance entre el trabajo fuerte y el pasarla bien. Uno tiene que hacer lo que le gusta hacer y, cuando lo disfruta, ya no trabaja. Muchos en la vida no logran hacerlo.

¿Cuál es el error?

Que no se trata de trabajar fuerte, sino de trabajar bien. Que son conceptos diferentes.

Explícame.

Levantarse a las seis de la mañana, acostarte a las diez de la noche, rendido, para levantarte al día siguiente y hacer lo mismo sucesivamente. Eso es trabajar mucho y no se debe hacer.

En este tiempo suele ser así.

Hay que hacer lo posible por revertirlo. Porque así, ¿qué momento tienes para pensar? ¿Qué momento tienes para leer? ¿Qué momento tienes para innovar? Hay que tener un equilibrio.

Como empresario retirado y autor de libros, ¿a qué se dedica?

En la mañana no hago nada y en la tarde descanso. Y después del desayuno hay que hacer siesta (risas).

¡Qué buena vida!

Eso es en teoría, porque en verdad uno nunca se retira. Soy autor de tres libros por el deseo de comentarle a las personas que sí se puede hacer empresa en el Perú, a pesar de las circunstancias adversas.

¿Y cuándo no han sido adversas?

Por supuesto. Por eso, en mis libros grafico cuál ha sido mi ruta para poder alcanzar el éxito y también mi modelo de vida, que espero pueda alcanzar a muchos jóvenes como tú.