• Impresa
Sábado, 30 de Diciembre de 2017 | 6:6:00 am

“Soy consciente de que el skate es riesgoso, pero es parte de la adrenalina”

Redacción LR

Soñador y entusiasta. Patrick Villón a sus 21 años tiene claro que quiere llegar lejos con su skate. Pese a que en un inicio lo tomó como un hobby, ahora lo ve como una carrera profesional. Con este deporte ha logrado viajar a Bolivia y Colombia donde dejó el nombre del Perú en alto. Por ahora ha postergado sus estudios, pero le gustaría incursionar en la fotografía.

¿Desde cuándo nace el apego por el skate?

Empecé a los 11 años. Mi papá es ciclista e intentó regalarme una bicicleta para que practique ese deporte, pero yo no quería. Entonces me regaló un skate. Yo ni sabía cómo usarlo.

¿Qué pasó el primer día que lo practicaste?

Me abrí la quijada (risas). Mi mamá me quería “matar”. Aun así continué practicando.

¿Tus hermanos también practican este deporte?

Mi papá también les regaló a mis dos hermanos menores un skate. Pasaron dos años y empecé a ir a los campeonatos. Al primero que fui, quedé en cuarto lugar y eso me animó más.

¿Quién te llevaba a los campeonatos?

Mi papá siempre me apoyó. Él me llevaba a todos lados. Es ahí que unas marcas empezaron a ver mi talento y me regalaron algún polo o algo.

¿Cuánto tiempo entrenas?

Trato de salir todos los días a entrenar. En promedio, cuatro horas diarias. Llego muy cansado, por eso debo alimentarme con las tres comidas diarias (sonríe).

¿Qué cualidades ve el jurado en una competencia?

El estilo, la dificultad de los trucos y la forma en que cae el competidor.

¿Has salido a competir fuera del país?

Sí. Viajé a Bolivia en el 2015 y 2016. Luego fui a Colombia este año.

¿Cómo hiciste para solventar tus gastos?

Algunas marcas que me auspiciaron me ayudaron, pero yo vendí ropa, zapatillas y tablas para poder viajar.

¿Qué sentiste en tu primera competencia internacional?

Miedo y nervios, pero te vas soltando de a poco. Me fue bien y gané. Con el dinero me quedé unos días más y me fui a conocer el skate park Pura Pura, que es conocido a nivel mundial porque está en el medio de un bosque.

¿Viajaste a Colombia?

Sí, me fui este año al Panamericano en Bogotá. Vans me comienza a apoyar y con ayuda de ellos logro ir. Quedé en quinto lugar en la categoría profesional.

¿Por qué no usan casco o accesorios para evitar accidentes?

Es incómodo. Somos conscientes de que es un deporte riesgoso, pero es parte de la adrenalina. Cuando practico ensayo con casco y rodilleras, pero en los concursos no me pongo.

Veo dibujado en tu brazo izquierdo un track y un águila...

Sí, le tomé una foto a mi skate y me lo tatué. Es para reflejar la pasión y el amor que siento por el skate. Y el águila porque representa la fortaleza y persistencia de este animal.

Hay personas que ven a los skaters como “unos vagos”, ¿qué opinión merece eso?

Hay algunas personas que no dejan montar a sus hijos porque justamente lo ven así. Deberían informarse sobre este deporte. Si nos ven con ropa desgastada, justamente es porque las zapatillas en una semana se nos arruinan y se nota viejo.