• Impresa
  • La Contra
  • Música
Jueves, 28 de Diciembre de 2017 | 6:6:23 am

Mario Maywa: “Para mí, la música siempre ha sido un acto de rebeldía”

Las ojeras que luce Mario Maywa son un reflejo de su arduo trabajo. Es mediodía del miércoles y él aparece con el cabello desordenado, la barba al tope y los ojos entreabiertos. Pese a ello, nace un brillo en su mirada al hablar de lo que más le apasiona: la música. El viaje introspectivo se inicia al apretar la grabadora.

¿Qué tanto crees que te conoces tras tantos años haciendo música?

Bueno, yo creo que si más conoces, menos sabes. Es decir, te vas conociendo más, pero te das cuenta de que esto es más profundo. Así que todos estamos aprendiendo y yo también. Estoy en un camino de autoconocimiento todavía; hay que investigar, leer, hacer mucha música y arte.

¿Siempre te llamó la atención la música?

Sí, la música la descubrí a los 9 o 10 años. En un momento empecé a tocar y nunca paré. Me parecía interesante, me hacía pensar. Me dejaba una sensación de plenitud, de felicidad e inspiración. Con la música descubrí una manera de autoconocerme.

¿Has recibido el apoyo de tu familia?

En mi caso ha sido un poco… (Pide una pausa de la entrevista para irse a cambiar de polo)

¿Larga amanecida?

Ni te imaginas, los ensayos duraron hasta tarde. ¿De qué hablábamos?

Del apoyo de tu familia.

Verdad. En el sentido profesional fue un poco más complicado. Mi papá me decía que iba a terminar tocando en el micro o en el parque. Clásicos clichés del músico criollo. Para mí, la música siempre ha sido un acto de rebeldía. De hacer eso que quieres porque sabes que tienes que hacerlo y ya. Igual fue toda una lucha para mí.

¿Haces introspección al escuchar tu música?

Sí, definitivamente. Al principio no pensaba en generar eso, pero ahora me parece que sí. El meollo del asunto es buscar que el oyente tenga esa introspección. Que tenga ese momento que se meta en un viaje interno y externo. Lograr eso en un ambiente cargado (El Metropolitano), ya es una buena señal. Lo que siempre he buscado es poder escaparme del caos de la ciudad con la música.

Utilizas muchos instrumentos antiguos en tu single ‘Yanapay’.

Hemos incluido vasijas silbadoras, chajchas, pututos. Hemos metido varios motivos precolombinos en el color, que a veces se manifiestan en la música. Son elementos que acompañan el viaje musical de Maywa. Son como tótems, ya que nos conectan con ese tiempo.

¿Buscan revalorizarlos?

No es mi objetivo revalorizarlos, esa es tarea de todos. Cada persona revaloriza lo que a uno le interesa. No es en el gancho principal, pero sí rememorar, crear la idea de que suena eso y que te transmite a ti a la antigüedad. Yendo mucho más a la naturaleza del ser.

Eres una persona con mucha energía. ¿Dónde te ves a futuro?

Nos vamos a ir de gira con Maywa a Europa en el 2018. Después de eso, es complicado. Uno necesita salir a hacer lo suyo. No sé hasta dónde voy a llegar, pero sí sé que estoy llegando al límite.

Hasta que la guitarra siga sonando.

Exacto (risas).