• Impresa
  • Aldo Miyashiro
  • Chino de mi barrio
Lunes, 6 de Noviembre de 2017 | 6:6:00 am

Los goles serán para Paolo

Escribo estas líneas fuera del país, con la tristeza natural por las noticias que tienen como protagonista a Paolo Guerrero, actualizando cada dos minutos los portales informativos para encontrar un titular que nos entregue esperanza. Emocionado por la mayoritaria reacción solidaria de los aficionados que demuestran su gratitud a un hombre que siempre dejó todo por nuestra camiseta. Sorprendido con los que aprovechan un momento tan grave para vomitar su odio, explotar sus frustraciones o ensayar un humor tan dudoso como inoportuno.

A veces –solo a veces– hay que ponerse en el lugar del otro.

Esta semana que esperábamos con tanta ansiedad hoy suma un elemento dramático absolutamente inesperado: la ausencia del jugador más importante. Como si algo nos sobrara. Como si no fuera suficiente lo vivido. Como si fuera una broma detestable. Como para decirnos que en el fútbol nuestra felicidad completa es imposible.

No. Al carajo los pesimistas de siempre. Este grupo tiene que volverse más fuerte de lo que ya demostró ser, ese equipo que sale a ganar en cualquier cancha y contra cualquier rival. Que la adversidad los rebele, los subleve, los haga resolver con la cabeza fría, el corazón caliente, los dientes apretados. Que alentemos todos juntos, abrazados, cantando con orgullo nuestro himno. Que podamos gritar los goles, que se nos quiebre la voz, que lloremos sin vergüenza delante de nuestros hijos.Que se los dediquen al capitán que no pudo estar. Que se pelee hasta el final para que pueda llegar a Rusia. Eso –y más– merece Paolo.

¡Vamos Perú, carajo!