Mafias internacionales mataron por error a comerciantes chiclayanos

Ataque estaba dirigido a ecuatoriano que estaba en la reunión. Según fuentes policiales, el asesinato se trataría de un ajuste de cuentas.

Diligencias. Personal de la Policía se encuentra trabajando para identificar y capturar a los sicarios que perpetraron el ataque.

Diligencias. Personal de la Policía se encuentra trabajando para identificar y capturar a los sicarios que perpetraron el ataque.. La República

La República

Justicia. Los deudos ahora solo piden que se haga justicia.

Justicia. Los deudos ahora solo piden que se haga justicia.. La República

Estuvieron en el lugar y momento equivocado. Los cuatro chiclayanos asesinados a tiros por unos sicarios en Tumbes se vieron en medio, al parecer, de una guerra de bandas de delincuentes internacionales que se disputan la supremacía en tierras tumbesinas.

En el tiroteo ocurrido la tarde del miércoles fallecieron cuatro personas y una quinta resultó gravemente herida. Debido a la falta de especialistas en el Hospital de Tumbes, Luisín Vásquez Huamán (28) falleció pasada la medianoche, incrementando a cinco el número de víctimas mortales.

PUEDES VER: Detienen a comandante de la Policía Nacional por extorsión

Según la teoría de la Policía, los comerciantes fallecidos Luis Tiparra Díaz, Miguel Neyra Nevado, Los hermanos Wilmer y Luisín Vásquez Huamán, estaban acompañados del ecuatoriano Obdulio Segundo Campoverde Ochoa, quien pertenecería a la banda binacional “Los Bolongos de Cuchareta”.

Este hecho habría desencadenado una guerra de bandas debido a que el ecuatoriano tenía nexos con la organización criminal “Los Bolongos de Cuchareta”, la misma que opera en la frontera Perú–Ecuador y mantiene rivalidad con la banda “El Tropezón”.

Festejaban cumpleaños

Luis Tiparra celebraba el cumpleaños de su esposa y por ello había invitado a su suegro Miguel Neyra, quien viajó de Chiclayo a Tumbes para pasarla con ellos, e invitó a sus amigos más cercanos. Ninguno de ellos sabía que el estar acompañados del ecuatoriano les costaría la vida. Los chiclayanos celebraban una reunión familiar y el ecuatoriano se encontraba en el lugar, pues era el seguridad de uno de ellos.

La hermana menor de los hermanos Hamner Wilmer y Luisín Vásquez Huamán (28), Analí Vásquez, contó que ellos habían viajado el fin de semana a Tumbes para trabajar y luego regresar a su casa. Ellos desde muy jóvenes se dedicaban a la confección de calzado y fueron reclutados por Luis Tiparra Díaz, quien tiene su fábrica de calzado, para reforzar su negocio.

“Mi hermano Luisín recién se había ido a Tumbes, pero no sabemos qué es lo que ha pasado pues nos cuentan que han atacado la casa de Tiparra en donde han muerto tres personas en el acto y mi hermano era el único sobreviviente. Ahora hay una viuda y una hija huérfana, y un hijo póstumo por nacer”, dijo.

De otro lado el hermano de Miguel Percy Neyra Nevado (47), Juan Carlos Neyra, reveló que él había viajado a visitar a su hija mayor que había cumplido años. Fue en su casa en donde se registró  el ataque en la Av. 28 de Julio del barrio Miraflores de Tumbes, donde su hija vive con su esposo Luis Tiparra.
Contó que él había viajado el día 11 de abril y dijo que no había querido ir a Tumbes, pero fue convencido por sus familiares.

“Lamentablemente a la gente buena le suceden cosas malas”, dijo, al tiempo que señaló que los restos llegarán la mañana de hoy.

Se vendría baño de sangre

Según la PNP, Segundo Campoverde Ochoa fue partícipe en la muerte de José Sandoval Gómez (45), un soldador de Zarumilla asesinado a tiros. Creen que el ecuatoriano lo habría matado.

Por información de la Policía, la organización criminal binacional “El Tropezón” es integrada por peruanos y ecuatorianos para tener el poder en la provincia de Zarumilla en los pases de droga y el cobro de cupos en obras.

Para lograr su cometido tienen que acabar con las bandas que operan en la provincia de Zarumilla desde hace años, no obstante, las muertes pueden seguir aumentando en los próximos días.

Síguenos en Facebook