No cesan las discrepancias entre Moquegua y Puno por límites

Estrategia. Moqueguanos tienen reunión en la Presidencia de Consejo de Ministros y altiplánicos visitarán Pasto Grande para escuchar necesidades de pobladores.

Recuerdo. Ambas regiones muestran preocupación por localidades altoandinas cada cierto tiempo

Recuerdo. Ambas regiones muestran preocupación por localidades altoandinas cada cierto tiempo. La República.

Redacción Sur

Los problemas de límites entre las regiones de Puno y Moquegua vuelven a ser retomados por sus autoridades; cada quien tiene su estrategia para no perder lo que considera parte de su territorio.

Mientras que en el Altiplano programaron para mañana una visita a la localidad de Pasto Grande, personal del Gobierno Regional de Moquegua se reúne hoy con el viceministerio de Gobernanza en la ciudad de Lima. En la cita participará el viceministro Javier Fernández Concha Stuker. 

PUEDES VER: Región Moquegua pierde arbitraje de más de S/1.3 mllns

Los funcionarios de Moquegua pedirán que se anule el informe técnico sobre los tramos I y II del proceso de demarcación elaborado por la desactivada Dirección Nacional Técnica de Demarcación Territorial (DNTDT), que favorece a la región del Altiplano.

Sin embargo, en la región de las paltas indican que se hizo sin cumplir la normas técnicas, por eso piden que el viceministerio realice un nuevo proceso de demarcación.

El subgerente de Acondicionamiento Territorial del Gobierno Regional de Moquegua, José Iraha, dijo que comunicarán a las autoridades centrales de las acciones que protagonizan los representantes puneños en las comunidades en litigio, ya que las consideran provocadoras.

"El lunes último, el alcalde del distrito puneño de Mañazo, Pablo Chambi, y el director de la Ugel Puno, David Cornejo, irrumpieron en el colegio Técnico Agropecuario de Charamaya, que está en territorio moqueguano", sostuvo.

Habrían indicado a los docentes que el plantel será trasladado a la jurisdicción de Puno, pese que trabajan bajo la dirección moqueguana.

Visita

Por su parte, el alcalde provincial de Puno, Iván Flores Quispe, aseguró que mañana se reunirán con los pobladores de Pasto Grande para escuchar sus necesidades y luego elevar los requerimientos al gobierno central.

"Somos conscientes de que las comunidades están olvidadas, pero no porque lo deseamos sino porque nuestros exiguos presupuestos no nos permiten intervenir en esta zona. En cambio, otras regiones nos invaden aprovechando del canon”, dijo.

El burgomaestre cree que si el proceso de demarcación hubiera continuado por la DNTDT, hoy ambas regiones  no estarían enfrentadas.

“Hay intereses políticos y económicos que no nos permiten cerrar esta etapa, pero nosotros seguiremos trabajando". aseguró. 

Síguenos en Facebook