Escasez de agua en Lima será constante por fuertes huaicos

Problema. A las 6 de la mañana de hoy se restablecería el servicio de agua en Lima y Callao. Mientras tanto, los vecinos se abastecen de agua potable gratuita en 116 puntos.

La restricción del servicio de agua potable en 27 distritos de Lima provocó desesperación en las familias capitalinas. Durante el día se formaron largas colas en los 116 puntos de abastecimiento de agua potable distribuidos en Lima y Callao.

Para aliviar la tensión constante de los ciudadanos, Sedapal informó que el servicio de agua potable se reactivará a las 6 de la mañana de hoy. Aclaró, además, que continuará el plan de contingencia, abasteciendo a la población con la activación de sus 270 pozos.

Los vecinos, provistos de baldes, bidones y ollas formaron largas colas frente a los camiones cisternas y locales. Las colas, que duraban horas en avanzar, en algunos casos superaban las tres cuadras. Muchos vecinos discutían con otros por no respetar el orden, mientras que las familias trataban de abastecerse de gran cantidad de agua posible.

“Estoy tres horas haciendo la cola. Sedapal no tomó las precauciones para esta emergencia, todos los años pasan huaicos. Tengo dos días sin agua en la casa, esto no puede ser posible”, comentó Juan Masa, vecino del distrito de Lince.

Sedapal estableció, en un principio, 47 puntos de distribución, pero luego los aumentó a 90 al incluir Ate, Lurigancho, San Juan de Lurigancho, Cercado de Lima, Pueblo Libre y San Miguel en la lista. Al final del día llegaron a 116 lugares para que las personas puedan obtener agua potable.

“A las familias les pedimos que guarden calma. Estamos monitoreando constantemente el río Rímac para abrir la bocatoma de la Atarjea, no compre agua, la entregamos gratis”, dijo Rudecindo Vega, presidente de Sedapal.

Causas de la escasez

Hay que tomar en cuenta que en las últimas 48 horas la ciudad de Lima ha soportado poco más de 20 huaicos, provocando que el río Rímac se sobrecargue de una enorme masa de barro. Por ello, la planta de tratamiento de la Atarjea no está captando agua desde la noche del jueves.

Yolanda Andía, Gerente de Producción y Distribución Primaria, explicó que los huaicos en Chosica y Huaycoloro han provocado que el río Rímac cargue lodo y desechos, provocando que el nivel de turbiedad del torrente llegue a 98 mil NTU (unidad nefelométrica de turbidez), donde lo ideal para potabilizar 10 mil NTU.

“Los últimos días, lo que hemos tratado de hacer es agua, la que captamos la ponemos al servicio de la ciudadanía, pero ahora no podemos retener la de la bocatoma, ya que solo recibimos el agua llena de lodo y basura”, comentó Yolanda Andía.

En un recorrido realizado por La República, se constató que los dos estanques reguladores de la Atarjea están en un nivel crítico, ya que no se encuentran al tope de agua para potabilizar, al contrario, en su espacio predomina la tierra y desperdicios que botó el Rímac a su paso por la planta de tratamiento.

Por ello, Rudecindo Vega, de Sedapal, manifestó la necesidad de ampliar la planta de tratamiento y la construcción de dos estanques más y el mejoramiento de nuestros reservorios.

“Es necesario contar con dos estanques similares a los que tenemos en la Atarjea, que nos permitan captar 1.500 metros cúbicos más, luego, una tercera planta de tratamiento. Esto nos ayudará a duplicar el grado de autonomía de abastecimiento de agua para Lima”, puntualizó Rudecindo Vega.

laura gamero

Síguenos en Facebook