Lambayeque: Delincuentes se infiltran en el servicio de taxis para cometer robos y extorsiones

Dirigente de transporte informó que hay 8 mil conductores informales. Cuestionó control del municipio de Chiclayo y de la Policía.

García dijo que la informalidad en el servicio de taxis no es atendida por autoridades

García dijo que la informalidad en el servicio de taxis no es atendida por autoridades. La República

Ysela Vega

La criminalidad organizada tiene en la mira al sector transportes, en especial la modalidad de taxis. En muchas ocasiones la comisión delictiva se comete desde su interior, debido a que delincuentes se infiltran como taxistas informales sin que haya un real control de la Municipalidad Provincial de Chiclayo (MPCh) y la Policía Nacional.

La informalidad es la principal aliada de sujetos que viven al margen de la ley, pues el servicio de taxi lo utilizan como pantalla para poder delinquir. Solo en el distrito de Chiclayo existen al menos ocho mil conductores ilegales en esta modalidad, informó el presidente de la Corporación Regional de las Empresas de Taxis en la región Lambayeque, Segundo García Sánchez.

PUEDES VER: Policía captura a 21 miembros de la banda de falsos taxistas “Las Hienas de Chiclayo” | VIDEO

Si bien dijo no todos los informales están inmersos en el mundo del hampa, son muchos los que operan de manera ilícita. Explicó que los hampones utilizan en las unidades vehiculares farolas y números de teléfono con la finalidad de convencer a la población que son vehículos seguros, en razón que son dispositivos autorizados por las autoridades.

García manifestó que cuando se verifica los datos de los vehículos con la data que tiene la municipalidad se comprueba que no existen. “Es una situación que preocupa, pues la población y hasta los conductores formales están expuestos al peligro”, anotó.

Señaló que el ayuntamiento chiclayano tiene un registro de 11,600 taxistas inscritos; sin embargo, precisó que el número de informales sigue en aumento.

“Nosotros lamentamos que en nuestro sector se haya infiltrado estos seudos taxistas, pero es por falta de fiscalización del municipio y control por parte de la Policía. No puede ser que cualquiera coloque una farola, un número de celular y haga taxi sin haber pasado los filtros y permisos formales”, cuestionó.

Añadió que el último proceso de formalización de la MPCh fue un fracaso, pues se registró a 2,600 transportistas de los 6,000 conductores que se fijaron como meta, Dijo que se conformó la Red de Cooperantes-Taxi Cívico.

Síguenos en Facebook