Cuerpo sin vida de recién nacido fue colocado por error en una lavadora

Neligencia en hospital de Arequipa. Neonato nació sin vida, personal del nosocomio no lo registró en Patología y fue envuelto en sábanas que luego fueron introducidas en la lavadora. 

Indignación. Padres aceptaron la muerte de su bebé pero no pueden aceptar que el cuerpo esté mutilado a causa de una negligencia

Indignación. Padres aceptaron la muerte de su bebé pero no pueden aceptar que el cuerpo esté mutilado a causa de una negligencia. La República.

No es la primera vez que ocurre. El año pasado, en el hospital Honorio Delgado Espinoza, dos madres fueron perjudicadas con la entrega de bebés que no eran suyos. Ayer los padres  de un neonato que había nacido muerto denunciaron que el cadáver terminó "cocinado" y desprendimiento de tejidos, según un peritaje. Personal de ese nosocomio por error lo envolvió en unas sábanas que se metieron en una lavadora que hervía a altas temperaturas. Un empleado del área se percató del hecho y pudo recuperar el cuerpo maltrecho.

El insólito caso se registró entre la noche del último miércoles y la mañana de ayer, provocando la indignación de los padres del sietemesino que llegaron desde Juliaca. 

PUEDES VER: 70% de niños con leucemia logran curarse con prolongados tratamientos

Luis Ortigoso Taype (26) es el padre. Él  cuenta que por el riesgo del  embarazo de su esposa René Muriel Acrota de 30 años decidieron venir al  "mejor hospital del sur", sin imaginar lo que iba a ocurrir.

Muriel Acrota ingresó a la sala de partos al promediar las 14.00 horas del miércoles. Dos horas después el personal médico informó que su bebé murió en el vientre, sin embargo, se negaron a mostrarlo. A tanta insistencia, recién ayer a las 11.00 horas vieron al fallecido bebé en el servicio de Patología del nosocomio, donde se percataron que estaba mutilado y tenía varios desgarros de piel. 

LO METIERON A LAVADORA

Luis buscó respuestas y solo un trabajador del área le comentó que la técnica enfermera Mercedes Carpio nunca le avisó que había dejado un cadáver entre las sábanas, que luego metió a la lavadora.

Por versión de este mismo empleado, se sabe que cada internamiento de un cuerpo en Patología se realiza previa comunicación; además debe ingresar a las cámaras de cadáveres. En este caso, la muerte del niño nunca fue comunicada.

PIDEN INVESTIGACIÓN

Luis Ortigoso pidió una profunda investigación y sanción a los responsables. “He aceptado y asimilado la muerte de mi primer bebé, lo que no justifico es la forma como me lo quieren entregar (con lesiones),” refirió. 

Ayer por la tarde la denuncia por esta presunta negligencia fue presentada ante la Fiscalía de Turno. Por su parte, el gerente regional de Salud, Gustavo Rondón Fudinaga, solicitó un informe a la dirección del nosocomio del caso.

"Es un hecho que tiene que investigarse, ver las circunstancias,  deslindar y establecer  responsabilidades. Aún no tengo la información certera,  pero por algún descuido no lo llevaron al área de Patológica y lo llevaron a la lavandería junto con toda la ropa, investigaremos", recalcó.  Este hecho pone otra vez en tela de juicio la labor de los profesionales que trabajan en el nosocomio. 

Síguenos en Facebook