Un gran aliado para un gran desayuno

El pan blanco contiene diversos componentes que lo convierten en una excelente y saludable opción para disfrutar por las mañanas, en especial para los más pequeños.  

No cabe duda de que el desayuno es la comida más importante del día, en especial para los niños, pues necesitan reponer sus cuerpos después de pasar 8 horas en ayunas, durmiendo. Para la asesora nutricional Brunella Carulla, es importante empezar el día con alimentos energéticos, pero que no sean altos en azúcar ni grasas saturadas.
 
 
Pensando en ello, Bimbo nos detalla –a través de la asesora nutricional Brunella Carulla– todas las bondades que nos puede aportar el consumo de pan blanco. “Un sándwich con Pan Blanco Bimbo es una excelente opción para un desayuno energético y nutritivo, libre de grasas saturadas y colesterol, pues es bajo en azúcar y está enriquecido con vitaminas y minerales esenciales”, asegura la especialista.
 
Por la cantidad de calcio y vitamina A que contiene, un sándwich de Pan Blanco Bimbo es ideal para chicos que no les gusta la leche. Por ejemplo, si comparamos este producto –dice Carulla– con una taza de cereal, el Pan Blanco Bimbo aporta 10g menos de azúcar y 4g más proteína, así también más calcio y hierro. Y si tomamos como referencia una taza de leche chocolatada, esta contiene 5 g más de grasa y 21 g más azúcar; mientras que el pan ofrece el doble de vitaminas A y 7 veces más hierro. 
 
La nutricionista afirma, incluso, que este alimento aporta menos grasa y sodio que una porción de huevos revueltos, al otorgar más fibra y hierro.
 
Asimismo, el Pan Blanco Bimbo ofrece más hierro y 5 veces más calcio que un pan croissant, así como menos grasa saturada, colesterol, sodio y azúcar. Incorpora más vitamina A, calcio y hierro que una taza de avena, y más energía, vitamina A y hierro que un vaso de yogurt. 
 
Este nutritivo producto ayuda a fortalecer huesos y dientes; aporta Actileche con calcio y vitamina A, nutrientes indispensables en la etapa de desarrollo y formación; y protege el corazón porque está libre de grasas saturadas y colesterol, así como de bromato. 
 
Por si fuera poco, aporta hierro, mineral indispensable para un buen desarrollo y para la prevención de la anemia; vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B9), necesarias para obtener y aprovechar la energía de los alimentos, así como calcio y zinc, minerales necesarios para la formación de los huesos y el fortalecimiento del sistema inmunológico.
 

Claves

Energía. Los niños necesitan mucha energía para crecer, desarrollar, aprender y jugar.
 
Anemia. El desarrollo y aprendizaje de un niño con anemia pueden verse seriamente afectados. Para prevenir esto es muy importante que su dieta sea rica en hierro.
 
Ideal. Por sus componentes, un sándwich en Pan Blanco Bimbo es infaltable en el desayuno de los chicos.

Síguenos en Facebook