Juez ordena otros 18 meses de prisión para Martín Belaunde por corrupción

El fiscal lo acusó de ser el líder de una organización que aprovechó sus contactos políticos para ganarse el favor de las autoridades regionales y locales.
Preso. Martín Belaunde ante juez vía teleconferencia

Preso. Martín Belaunde ante juez vía teleconferencia. Foto: Milko Torres.

César Romero
El juez de investigación preparatoria Richard Concepción Carhuancho decretó ayer otros 18 meses de prisión para el empresario Martín Belaunde Lossio por negociar ilícitamente dos licitaciones para obras de electrificación en Cajamarca.
 
 
Sin embargo, la medida fue suspendida, en principio, hasta que sea ratificada por una Sala Superior y, luego y más importante, hasta que se solicite y obtenga una ampliación de extradición de Bolivia.
 
Belaunde Lossio fue extraditado al Perú desde Bolivia por el caso La Centralita y de acuerdo con los tratados internacionales no puede ser juzgado por otro asunto sin la autorización del país que concedió la extradición, en este caso la patria del presidente Evo Morales.
 
El magistrado tomó esta decisión en una audiencia que se desarrolló entre las 10:00 de la mañana y las 8:30 de la noche, con la participación del detenido vía teleconferencia desde el penal de Ancón 1.
 
La prisión preventiva de Belaunde fue sustentada por el fiscal supraprovincial Elmer Chirre. 
 
El fiscal lo acusó de ser el líder de una organización que aprovechó sus contactos políticos para ganarse el favor de las autoridades regionales y locales. De esta manera, negoció la obtención de dos contratos de electrificación para 21 caseríos  en la provincia de Catache, en Cajamarca, por 7,8 millones de soles, pero la obra hasta ahora no se realiza.
 
Belaunde intentó negar los cargos, aunque no lo logró. A las 7:30 de la noche se retiró de la audiencia, según dijo, para tomar las medicinas que controlan su presión.
 
El juez resaltó su comportamiento ante la justicia boliviana: corromper autoridades y fugar del arresto domiciliario. A eso se sumaron los innumerables indicios que presentó la fiscalía para sustentar el peligro de fuga y la prisión preventiva. 

Síguenos en Facebook