Kuczynski: Quiero hacer una revolución social en el Perú

Servicios. En su discurso en la Universidad de Princeton, el presidente recordó su promesa electoral de culminar su mandato logrando que todas las personas que viven en zonas urbanas tengan servicios adecuados de agua y desagüe.

Kuczynski recibió la Medalla James Madison de la Universidad de Princeton, donde realizó estudios de maestría. Contó que no sacó el título porque tenía que trabajar

Kuczynski recibió la Medalla James Madison de la Universidad de Princeton, donde realizó estudios de maestría. Contó que no sacó el título porque tenía que trabajar.

Su objetivo de lograr una revolución social en el Perú, así como la necesidad de luchar contra la corrupción que limita el crecimiento y desarrollo, fueron los puntos más resaltantes de la ponencia del presidente Pedro Pablo Kuczynski en la Universidad de Princeton, antes de recibir la Medalla James Madison, la más alta condecoración para sus ex alumnos graduados.

En primera fila estaba la primera dama, Nancy Lange, a quien el mandatario presentó a los asistentes y, en son de broma, dijo que ella asistió a la Universidad de Wisconsin “pero está bien”. También presentó a sus hijas Alexandra y Susan, sobre la última remarcó orgulloso que es alumna de Princeton, promoción 2020.

PUEDES VER: PPK confirma que Donald Trump llegará al Perú para la Cumbre de las Américas

Tras hablar sobre la importancia de América Latina en el mundo, expuso su visión de lo que quiere hacer en el país. Rescatando su ofrecimiento de campaña –reiterado al asumir el mando– dijo: “Quiero hacer una revolución social, agua, educación, servicios de salud”.

Kuczynski destacó que por el grado de inversión que tiene Perú “podemos tomar préstamos a tasas increíbles en Wall Street”, pero el 30% de los niños en el ande sufren de desnutrición, TBC, entre otros males.

“Nuestro desafío es cambiarlo y la única forma en que podemos lograrlo es a través del crecimiento”, exhortó.

Admitió que en este momento no es fácil generar ese crecimiento, pero mostró su confianza en lograrlo con la unidad de todos los sectores del país.

Poco antes, el mandatario llamó la atención de que no se habla mucho de la distribución de los servicios públicos y de los ingresos. Refirió que en América Latina hay un verdadero desequilibrio, y esto se debe a la existencia de una pobre prestación de servicios públicos para la mayor parte de la población.

“En Perú, de 32 millones de personas, 10 millones no tienen agua potable en sus hogares y tampoco un sistema de desagüe. Esta es mi prioridad número uno, pues sin agua potable no tenemos buena salud y esto puede permitir la expansión de epidemias”, refirió.

El presidente expresó que hace unos días visitó, junto a su esposa, el norte del país, donde se ha registrado inundaciones en pleno desierto, incluso en las pistas afirmadas, y la gente cruza sobre el lodo, lo que podría generar enfermedades.

“Estamos haciendo lo mejor que podemos. La idea es que para fines de mi mandato, en el año 2021, hayamos logrado que todas las personas que viven en zonas urbanas tengan agua y desagüe adecuados”, manifestó, remarcando que esto implicará un costo de 50 millones de dólares.

Corrupción

También enfocó el tema de la corrupción en América Latina y el Perú con los grandes escándalos de corrupción de altas autoridades que recibieron sobornos de empresas constructoras brasileñas.

Remarcó que en Perú hay varias obras paralizadas porque se impuso una multa a Odebrecht y se exigió un fondo de reserva, pese al riesgo de ralentizar la economía.

Kuczynski precisó que nuestro país ha crecido gracias a las reformas que se hizo en la década de los 90, después del primer gobierno de Alan García, que nos dejó con una altísima hiperinflación.

Añadió que al inicio de los 2000 se dio una ola de reformas, lo que generó que Perú tuviera un crecimiento de entre 5% y 6 %, y que ahora estamos en 4% debido a los temas de corrupción.

“Hay que superar esa situación, hacer una limpieza; de lo contrario, vamos a tener grandes problemas de crecimiento”, aseveró.

Contó que el mandatario norteamericano le preguntó por sus predecesores, a lo que respondió: "Uno está en prisión, que es Fujimori, y otro creo que está encaminándose a la cárcel también".

‘UN perro SIMPÁTICO’

Kuczynski recordó que el día anterior conversó con el presidente Donald Trump sobre América Latina, región que destacó como una zona muy importante, con 650 millones de personas, un PBI de 5.6 millones de dólares.

Resaltó que los países latinoamericamos están integrados desde una perspectiva de comercio y de inversión, como la Alianza del Pacífico, compuesto por Chile, Perú, Colombia y México.

Al responder preguntas de los asistentes, el mandatario admitió que la visión de Estados Unidos sobre Latinoamérica difícilmente cambiará en la nueva gestión.

"Estados Unidos se enfoca en aquellas áreas donde hay problemas, en Medio Oriente y otras zonas del mundo. No invierte mucho tiempo en América Latina porque es como un perro simpático que está durmiendo en la alfombrita y no genera ningún problema", afirmó, robando las risas de los asistentes.

Sin embargo, dijo que Venezuela sí es un gran problema.

En cifras

30% de niños en el Ande sufren de desnutrición y TBC, dijo PPK en Princeton.

10 millones de personas en Perú no tienen agua potable ni desagüe en sus hogares, añadió.

Sepres

Síguenos en Facebook