Injusticia divina

Patricia Montero

Esta mañana conversaba con mi madre sobre la decisión de El Vaticano de “castigar” a Luis Figari, prohibiéndole volver al Perú y mantener su dorada reclusión en uno de los barrios más lujosos de Roma, cuando la única reclusión posible para este criminal debería ser la cárcel. ¿El Vaticano ha hecho eso? Me pregunta. Le respondo que sí, entonces bajó la mirada y guarda silencio. Ella es una buena persona, sencilla, honesta, solidaria, católica y profundamente religiosa, sé cuánto le cuesta y le duele escuchar mis relatos y lo que pienso de las religiones en general y del catolicismo en particular.

Puedo notar la tristeza en su rostro cuando no tiene otra opción que admitir la existencia irrefutable de abusos sexuales sin castigo contra niños, y no como hechos aislados sino recurrentes. Sé también que para ella no ha sido fácil aceptar que la homosexualidad no es una enfermedad, menos aún un castigo divino y que merecen los mismos derechos y oportunidades. Aún hay viejas ideas y estereotipos que le generan conflictos pero hace el esfuerzo.

Sobre todo eso hablamos mientras tomábamos un café. Mi madre siguió atenta los argumentos sobre mi desencanto y mi rabia, sobre esa distancia insalvable con una religión de la que me siento excluida por decisión propia porque me niego a vivir con culpas, miedos e hipocresías. Tras escucharme, me miró fijamente, dijo entender mi decepción y compartir mis sentimientos, pero me pidió comprender que la iglesia es solo una institución manejada por hombres débiles y pecadores. Dios no tiene la culpa, agregó con tristeza.

A ella le preocupa que yo no crea en nada. “Eso trae mucha soledad”, agregó. Estoy contigo y creo en ti, respondí. También le preocupa que alejarme de la iglesia ocasione una pérdida de valores o me convierta en una mala persona. Pero madre, cuando leas esto, debes saber que no soy una mala persona y que tengo valores, no porque los aprendí en las largas y aburridas clases de religión, sino porque los aprendí contigo y de ti.

Síguenos en Facebook

ÚLTIMAS COLUMNAS

La República
Atención en emergencia
Lunes, 29 de Mayo de 2017
Jorge Bruce
Lugares de resistencia
Lunes, 29 de Mayo de 2017
Mirko Lauer
Muerte de un estratega
Lunes, 29 de Mayo de 2017
La República
Baja calidad
Lunes, 29 de Mayo de 2017
Augusto Álvarez Rodrich
Monos con metralleta
Lunes, 29 de Mayo de 2017