Conductor asesino desata el pánico en Times Square

Miedo en nueva york. Auto embistió a más de veinte personas. Una mujer falleció y 22 quedaron heridas. Culpable es Richard Rojas, un ex marino.

Nueva York pensó que era un ataque terrorista. La conmoción no era para menos, se pensó que era otra ciudad atacada al estilo París o Londres. Un conductor enloquecido se subió a la vereda embistiendo a decenas de personas en la concurrida y turística Times Square.

Un testigo contó al New York Post lo sucedido: “Estaba caminando por aquí y vi el auto, que parecía huir como si fuera perseguido. Dio la vuelta y todos empezaron a correr con pánico. Dos personas sacaron al conductor del auto”, contó un peatón que alcanzó a ver el hecho mientras iba por el lugar. Otro joven, Michael Rickbery, de 24 años, que había llegado desde Nashville, Tennesse, dijo que la gente entró en pánico cuando el conductor ingresó a la acera. “Estaba yendo cada vez más rápido por la vereda mientras atropellaba a gente. Parecía que trataba de atropellarlos”.

Agregó que cuando se bajó del auto, el agresor intentó agarrarse a trompadas con otras personas. “No podía creer lo que pasaba. Estaba manejando como un loco y gritando. Tenía la cara más furiosa y loca que he visto mientras perseguía a esa gente”, dijo.

Otra testigo, una expendedora de tickets de autobús, Rita Baidoo, dijo que el auto por la avenida 45 estaba fuera de control. “Lo vimos venir derecho hacia nosotros. Queríamos hacernos a un costado al igual que los turistas, hasta que chocó con un poste y el auto se prendió”.

El hombre, que parecía estar ebrio, conducía a contrasentido por una calle de Times Square y embistió a los peatones en una acera. Mató a una joven e hirió a otras 22 personas, dijeron los testigos y las autoridades.

mañana infernal

El caos estalló a las 11.55 hora local cuando el vehículo atravesó el concurrido sitio turístico y quedó parado con dos ruedas en el aire, dijeron testigos de la escena. El Honda color granate quedó apoyado contra un poste de luz y una barrera metálica en el borde de la acera.

“No frenó”, dijo Asa Lowe, de Brooklyn, que estaba parado afuera de una tienda cuando escuchó los gritos.

El conductor, de 26 años y veterano de la armada, fue identificado como Richard Rojas, residente del barrio neoyorquino del Bronx.

Fue detenido y se le sometió a la prueba de alcohol, dijo el comisionado de la policía James O’Neill.

El oficial añadió que el hombre tenía antecedentes de conducir en estado de intoxicación.

Se sabe que Rojas se declaró culpable de una infracción en el 2015 y se le ordenó completar un programa de rehabilitación, además de perder su licencia durante 90 días.

Síguenos en Facebook