Jueves, 09 de Julio de 2015 | 04:30 am

Fito Espinosa: “Quise inventar mi propio mundo y creé mis reglas”

Maritza Espinoza
 
Viendo lo alucinante que es tu trabajo, me inquieta saber cómo funciona tu cabeza… (Risas)  
 
No lo sé. Desde que era chico, me comenzaron a gustar muchas cosas. Cuando veía una pintura decía: ¡Qué bacán, yo quiero ser pintor! Leía un libro y decía: ¡Esto es increíble, también puedo escribir! Y cuando escuchaba música: ¡Uy, también quiero ser músico!  
 
Y terminaste haciendo todo eso...
 
Claro. En un inicio, lo que quería  era expresarme, comunicar a través de diferentes cosas. Y lo que podía hacer, lo que tenía más a mano, era el dibujo. En mi casa no había instrumentos, tocar para mí era chino y pensaba que los músicos debían ser de otro planeta.
 
¿Eras un chico de imaginación desbordada, de esos que llevan al psicólogo?
 
No sé si me llevarían al psicólogo por eso, pero era bien introvertido. Y no es que fuera introvertido, sino que me acostumbré a estar solo, porque tenía cuatro hermanas y era como que yo jugaba solo y, sí, imaginaba mil cosas.
 
¿Cómo te marcó ser único hombre?
 
Para empezar, sintiéndome un poco “el otro”. Y observando porque, para mí, las mujeres, aunque con mis hermanas nos criaron como iguales, a la vez eran de otro planeta. Crecí creyendo que la mujer era igual al hombre, hasta que salí al barrio, al colegio…
 
¿Iguales en qué sentido…?
 
Iguales en cómo nos relacionamos con el mundo. Me costó  darme cuenta que no, que en verdad somos muy diferentes. Porque como yo no veía a otro hombre, me veía a mí y las veía a ellas, y yo era como el marciano.
 
Me has hecho pensar en esos perros que crecen con gatos y se creen gatos.
 
¡Claro! Porque tú no te ves en un espejo. Además, mis hermanas eran muy exigentes, muy estudiosas, no tan femeninas. Después, cuando comencé a descubrir la femineidad más típica, me costaba trabajo, no entendía nada.
 
¿Todo eso se ha plasmado en tu obra?
 
Bueno, sí. Por ejemplo, en el  2000, hice una exposición, El hombre dividido, y eran puros hombres. Es decir, solo te pintaba hombres en circunstancias antagónicas, incoherentes, porque era lo que sentía.
 
O sea que para ti los hombres fueron un descubrimiento.
 
Sí. Cuando ya fui creciendo me di cuenta que tendía más a mi lado femenino. Mi lado masculino no lo entendía mucho, porque era muy competitivo, muy de ganar, de insultar. De ser bruto, pues. Los chibolos eran unas bestias en mi barrio, en Bellavista, colegio de hombres. Aprendí a sobrevivir.
 
¿Eso te ha acompañado en la vida? 
 
Sí, claro. Por ejemplo, yo me adapto a todo. Y no solo eso, sino que he tenido un amplio espectro de personas. Desde el barrio, que eran unos trogloditas, hasta el colegio, que había desde los genios hasta los bestias. Luego ingresé a Artes, en la Católica, ¡que era otro planeta! Un lugar donde por fin había marcianos como yo.
 
¿Eso se tradujo también en tu obra?  
 
En mí confluyeron varias cosas. Ingresé a Diseño gráfico, porque quería ser ilustrador, transmitir, crear símbolos, hacer cosas que conmuevan. Pero entro y el Diseño gráfico no era eso, sino crear imágenes para empresas…
 
Muy ligado a lo publicitario, claro…
 
Claro. Entonces dije: Pucha, ¿qué hago acá? Y lo único que me quedaba era pasarme a pintura, un espacio donde podía meterme dentro de mí, interiorizar e ilustrar lo que yo quería. Pero tenía una carga muy fuerte, porque era muy sensible y el mundo era complicadísimo. Sentía que era como saltar al vacío, mientras mis compañeros seguían carreras seguras con las que trabajar, tener dinero. Y mi padre era muy pobre.
 
¿Fue un riesgo meterte a ser artista?
 
Claro, para mi papá era una marcianada. ¡Artista! ¡Estás loco! No la tenía fácil por ningún lado. Obviamente, igual tenía mamá y papá, casa, comida. No me faltaba lo básico. Pero a nivel emocional y afectivo sí fue bien difícil.
 
¿Y eso no habrá sido el substrato de tu mundo artístico?
 
Claro. Si te pones a ver las cosas que pinto y dibujo terminan siendo como buscar la esencia de las personas, lo que sienten, lo que sufren, cómo intentan mostrar su personalidad de diferentes formas. Es crear símbolos de eso y tratar de decir: Miren, todos estamos acá y todos estamos sufriendo.  
 
¿Cómo se marcan tus etapas?
 
La etapa inicial, que fue muy oscura… Hice una exposición, la primera, se llamaba Una coraza para el desierto, que eran como personas que se cubrían, que estaban metidos en la oscuridad. Después hice La trama de la trampa y allí comencé a pintar con fotografías. Después hice El hombre dividido, allí comencé a cambiar a un lenguaje más naif. 
 
¿Fue el punto de giro?
 
Fue como una etapa de quiebre. Comencé a sentirme libre dibujando como cuando era un niño y no había estudiado claroscuro, ni anatomía, ni proporciones. Y me gustó, porque sentía que retrocedía a esa etapa en la que yo sólo jugaba.
 
¿Ahora sigues jugando?
 
Sigo jugando. Quise inventar mi propio mundo, pero tenía que crear mis propias reglas y tenían que ser distintas. Fue una rebeldía. Aunque viéndolo por el otro lado, si yo hubiese acabado la universidad con estos trabajos, ¡me jalaban! (Risas).
 
La ficha
 
Nací en Lima hace 45 años. Quise estudiar diseño gráfico, pero me hallé en la pintura. Estudié Arte en La Católica. Desde el año 94 he realizado diez individuales, innumerables colectivas y ganado varios premios. También he publicado varios libros ilustrados y hago música. Justamente, este sábado por la tarde, en el Marriott,  participaré en el evento solidario Deseos que iluminan, de Make a wish Perú, donde mostraré mi obra, dibujaré con el público y daré un recital electrónico.
 

Síguenos en Facebook

La Choza Náutica: Almuerzo buffet marino para una persona de miércoles a domingo 55% dscto.

La Choza Náutica: Almuerzo buffet marino para una persona de miércoles a domingo

  • La Choza Náutica de Barranco
  • Mejor precio: s/.17.90
  • Antes s/.40.00
VER OFERTA
Full Day Paracas - Huacachina – Chincha servicio VIP preferencial + desayuno y más 67% dscto.

Full Day Paracas - Huacachina – Chincha servicio VIP preferencial + desayuno y más

  • South Pacific Travel
  • Mejor precio: s/.109.00
  • Antes s/.330.00
VER OFERTA
Cocktail de keratina hidrolizada y algas marinas + mascarilla protectora y más 93% dscto.

Cocktail de keratina hidrolizada y algas marinas + mascarilla protectora y más

  • Nero Italian Salón
  • Mejor precio: s/.12.90
  • Antes s/.180.00
VER OFERTA
70% dscto.

"Saltimbanquis" de Gloria Maria Solari.

  • Escena
  • Mejor precio: s/.16.00
  • Antes s/.54.00
VER OFERTA
Samsonite® Trolley, mochila con ruedas en modelo a escoger + delivery 68% dscto.

Samsonite® Trolley, mochila con ruedas en modelo a escoger + delivery

  • SAMSONITE PERÚ
  • Mejor precio: s/.79.90
  • Antes s/.249.00
VER OFERTA