Gotham 2x05: Por fin se revelan las motivaciones de Theo Galavan | RESEÑA

En un capítulo para el olvido, este episodio de "Gotham" vuelve a cometer el error de la primera temporada de enfocarse en la creación de más "historias de origen" que en desarrollar a los personajes ya establecidos.

22 Oct 2015 | 13:27 h

Con el inicio de la segunda temporada de 'Gotham', LaRepublica.pe analizará cada episodio hasta el final de la temporada. A continuación puedes leer el análisis del quinto capítulo de esta temporada, bautizada como "El ascenso de los villanos".
 
Título oficial del episodio: 'Scarification' ('escarificación', en español).
Fecha de emisión en Estados Unidos: 19 de octubre.
Fecha de emisión en Latinoamérica: 27 de octubre.
Elenco principal: Ben McKenzie, Donal Logue, David Mazouz, Zabryna Guevara, Sean Pertwee, Robin Lord Taylor, Erin Richards, Camren Bicondova, Cory Michael Smith, Drew Powell, Nicholas D'Agosto, Chris Chalk, Morena Baccarin, James Frain, Jessica Lucas y Michael Chiklis.
 
 
Galavan continúa manipulando al pingüino a su antojo, dejando en claro que Cobblepot aún no ha cimentado su título como "jefe del crimen de Gotham" y probablemente no lo haga mientras sus enemigos tengan en claro cual es su mayor debilidad: su madre. Luego de que Cobblepot se retira, se revela que Bunderslaw (el hombre que atrapó a Bruce cuando este quería obtener los libros de los negocios sucios de la familia Wayne) fue secuestrado para que le de información a Galavan. Pero ante, necesita algo de él. Tabitha toma un cuchillo y le arranca un ojo en una escena que nos recuerda el contenido gore de la primera temporada.
 
En otro lugar, el flamante 'Equipo de Ataque Alpha' de la Policía de Gotham hace una redada a una operación de lavado de dinero del Pingüino realizando varios arrestos y confiscando unos 2 millones de dólares del jefe criminal. El siguiente paso será cerrar "The Merc" ("el mercenario", en español), el lugar que provee de armas a los delincuentes de Cobblepot y que se había salvado hasta ahora gracias a la influencia del Consejo de la Ciudad.
 
En su mansión, el Pingüino se muestra muy perturbado por el secuestro de su madre a tal punto que en una escena (muy bien manejada por Robin Lord Taylor) golpea brutalmente a uno de sus subordinados al enterarse de la operación de la policía. Tabitha lo visita para asignarle su siguiente misión: quemar varios edificios de Gotham y extraer algo, para lo cual necesitará el ojo de Bunderslaw. Frente a Tabitha, el Pingüino lanza un berrinche asegurando que alguien dentro de su organización lo esta traicionando, y manda a Butch y Selina para contactarse con los incendiarios profesionales, los Hermanos Pike (y su hermana Bridgit). La introducción de estos personajes es uno de los puntos más bajos del episodio.
 
Lo caricaturesco de la escena no es el verdadero problema de este capítulo, ni tampoco lo son las regulares actuaciones. El error en que los creadores de la serie insisten en caer es el enfoque en hacer más "historias de origen" que en desarrollar a los personajes establecidos. Bridgit es una mujer que sufre los abusos de sus medio hermanos y que encuentra un nuevo sentido de libertad  cuando desata su lado piromaniaco. Lamentablemente el personaje progresa de una manera tan poco inspirada (por decir lo menos) que los guionistas quedan como unos perezosos.
 
De regreso con los oficiles Gordon y Barnes, estos llegan hasta el lugar donde se venden las armas (una suerte de "centro comercial" para criminales) y comienzan a realizar arrestos junto a su equipo. Cuando el menor de los hermanos Pike escapa, Gordon es obligado a dispararle para detenerlo sin saber que el criminal había robado varias muestras de explosivo C4 en su chaqueta. Cuando la bala hace contacto, el sujeto explota en miles de pedazos. "¿Con qué diablos le disparaste?", le pregunta Barnes a Gordon.
 
En el departamento de Gordon, Lee, Nygma y su pareja Kristen Kringle esperan la llegada del detective para cenar y charlar. Cuando llega el futuro comisionado (con una cara que revela que no esta muy contento con la situación) Lee le explica que Nygma "extrañamente" se ha comportado muy bien. El forense (y esquizoide) hace un brindis que, como no podía ser de otra manera, es un acertijo: "Mientras menos tienes, más valiosos son. Por los amigos". Es una pena que la participación de Cory Michael Smith (Nygma) sea tan breve en este episodio sobre todo porque, junto con Robin Lord Taylor (Cobblepot), tiene a su cargo a uno de los (futuros) villanos más interesantes del show.
 
Cuando los hermanos Pike descubren la pérdida del hermano menor se dan cuenta que necesitan a un "pequeño tipo flaco" para hacer el atraco por lo que deciden que la nada experimentada Bridgit será su reemplazo. Ella accede ante las amenazas de sus hermanos de explotarla sexualmente para "pagar sus cuentas". Así, ella entra a uno de los edificios, pone en marcha los explosivos y abre una caja fuerte con el ojo de Bunderslaw. De este compartimento extrae una navaja antigüa y escapa justo cuando comienzan las explosiones, quemandose en la pierna. Pero el trabajo esta lejos de terminar: sus hermanos le dicen que todavía tienen que provocar más incendios. Después de terminar con los trabajos, Bridgit regresa al escondite y se prepara un traje antifuego para evitar más quemaduras y un lanzallamas (otra de las obvias e innecesarias "pistas" que nos dejan los guionistas).
 
En su propio local, el Pingüino intenta averigüar porqué Galavan querría un antigüo cuchillo  por lo que acude a Edwige, una experta en historia de Gotham, por recomendación de Butch.
 
Edwige explica que hace doscientos años atrás fue usado para un terrible crimen. En aquel entonces habías cinco familias que dominaban la ciudad: los Elliots, los Kanes, los Crownes, los Dumas, y los más poderosos de todos los Waynes. Celestine Wayne era la prometida del hijo mayor de los Elliot pero Caleb Dumas la quería. Cuando en una fiesta en la mansión Wayne ambos desaparecieron, los empleados del lugar los encontraron en un "abrazo ilícito". Aunque Caleb insistió en que estaban enamorados, Celestine juró que este intentó aprovecharse de ella. Entonces el hermano de Celestine, Jonathan Wayne, le cortó la mano con la misma daga que ahora posee el Pingüino. Caleb se exilió en el viejo continente en una secta religiosa fundada por el santo patrón de la familia (la Orden del Santo Dumas). Pero como si el castigo no fuese suficiente, los Wayne tomaron las propiedades de los Dumas y los borraron de la historia. Los que quedaron cambiaron su apellido. Ahora se llaman Galavan. Complacido con la información, Cobblepot comienza a formar un plan para recuperar a su madre y vengarse de Theo.
 
En la estación de policía, el equipo de Gordon y Barnes descubren que los cinco edificios incendiados pertenecen a los Wayne y que el próximo objetivo (por el patrón de los incendios) será el Depósito de Libros de Gotham, también propiedad de la familia Wayne.
 
De vuelta en la mansión del Pingüino, el jefe criminal le pide a Butch que se tome varios tragos y así lo hace. Su condicionamiento todavía funciona. Entonces le explica que fingió estar paranóico frente a Tabitha para que Butch pueda infiltrarse como un supuesto traidor. Butch no cree que eso logre convencerlo pero Cobblepot le dice que venderán esta mentira de una manera que se conecte muy personalmente con Theo... y entonces le corta la mano de un tirón.
 
En el Depósito de Libros, Bridgit (con un prototipo del traje de Firefly) esta lista con sus hermanos para continuar con los incendios pero en eso aparece el Equipo de Ataque y comienza la confrontación. Los Pike dejan a su media hermana a su suerte por lo que ella usa su lanzallamas para defenderse e incendia, por error, al oficial Garret. Selina la ayuda a escapar mientras una pared de fuego impide a los oficiales capturarla.
 
Ya en la jefatura, se confirma la muerte de Garrett. Esta es la primera baja del equipo formado por Barnes pero esto no lo desmotiva. El capitán quiere que "encuentren a la persona que mató a nuestro hermano y lo detengan usando todos los métodos legales a nuestra disposición". Convenientemente, Theo aparece en el Departamento de Policía y Gordon aprovecha para aceptar su propuesta anterior de apoyar su candidatura a cambio de que apoye a la policía.
 
En el penthouse de Galavan, Theo se encuentra con una misteriosa figura sentada cerca a la chimenea. "Padre Creel", lo saluda Theo, y ambos se abrazan. Theo le muestra el cuchillo y le habla sobre el "chico Wayne" y asegura que "el día de la redención esta cerca". Y añade: "Nuestros hermanos estan cruzando el oceano ahora, guerreros como jamás ha conocido esta ciudad. Gotham será redimida en sangre y Bruce Wayne morirá". Una clara referencia a los guerreros liderados por Azrael, otro personaje de los cómics de Batman.
 
------------------------------
¿Qué te pareció este episodio? ¿Tienes más datos que te gustaría compartir? Puedes contactarte con el autor mandando un correo a jorge.cardenas@glr.pe o por su cuenta de Twitter (@jcardenasarana). También podrás seguir esta y otras notas en nuestro grupo de Facebook Cultura Popular.

 

Te puede interesar