Agents of SHIELD 3x01: Una carrera contra el tiempo | RESEÑA | FOTOS

En el episodio se menciona que el equipo de Coulson tiene 17 meses hasta que los cristales terrigen se esparzan por todo el planeta, ¿será este evento encadenado con alguna película como "Civil War"?

3 Oct 2015 | 12:47 h

Con el inicio de la tercera temporada de 'Agents of S.H.I.E.L.D.', LaRepublica.pe analizará cada episodio hasta el final de la temporada. A continuación puedes leer el análisis del primer capítulo.
 
Título oficial del episodio: 'Laws of Nature' ('las reglas de la naturaleza', en español)
Fecha de emisión: 29 de septiembre.
Elenco principal: Clark Gregg, Ming-Na Wen, Chloe Bennet, Iain De Caestecker, Leo Fitz, Elizabeth Henstridge, Brett Dalton, Nick Blood, Adrianne Palicki, Henry Simmons, Luke Mitchell.
 
A lo largo de sus temporadas, 'Agents of S.H.I.E.L.D.' ha sabido darle tantos giros a su trama que más de una vez han dejado a su público preguntándose con qué cosa nueva tendrán que enfrentarse los agentes de la fenecida organización secreta más poderosa del mundo. Y el primer episodio de su tercera temporada mantiene viva esta tradición desde el inicio hasta el final.
 
Jose 'Joey' Gutierrez (interpretado por Juan Pablo Raba) es perseguido por una misteriosa organización cuando descubre que tiene poderes. Pero antes de que lo capturen el equipo de Coulson conformado por Daisy/Quake (antiguamente conocida como 'Skye'), Mack y Hunter, logran sacarlo de la situación y llevarlo a la base de S.H.I.E.L.D. Allí, Daisy le explica (y a la audiencia) que cuando los cristales terrigen cayeron en el mar estos se esparcieron otorgándole habilidades superhumanas a todas las personas que tenían un gen inhumano inactivo. Ahora su equipo deberá recuperar a la mayor cantidad de personas afectadas en una carrera contra la misteriosa organización que lo perseguía.
 
Llama la atención que la trama de esta temporada tenga tantas similitudes con la historia de los mutantes y los X-Men (cuyos derechos cinematográficos y televisivos le pertenecen a Fox, por lo que Marvel no ha podido explotarlos en la pantalla). Perseguidos por un mundo que no los entiende, los mutantes eran una metáfora sobre el racismo de la década de los 60s mientras que estos inhumanos bien podrían ser un símbolo de la lucha contra la homofobia. No por pura coincidencia el personaje de Joey es presentado como un hombre homosexual, el primer personaje abiertamente gay de la serie.
 
A la serie regresan viejos conocidos como Phil Coulson quien, estrenando una nueva mano robot, intenta descifrar tenderle una trampa a la misteriosa líder de la organización rival con la ayuda de Hunter, mientras que Bobbi... se queda en el laboratorio demostrando que su diploma en biología es bastante útil (al parecer 'Mockingbird' se sigue recuperando de sus heridas de la temporada pasada). El cambio más importante, sin embargo, es el de Fitz quien se ha volcado de lleno a una búsqueda alrededor del mundo para poder descifrar qué demonios es el monolito y si existe alguna posibilidad de que su amada Jemma siga con vida tras el episodio final de la segunda temporada.
 
Cuando el plan de Coulson inevitablemente acaba en una emboscada, logra tener una conversación con Rosalind Price (Constance Zimmerman) quien le explica que es la encargada de neutralizar a los inhumanos hasta que "las leyes del hombre alcancen a las leyes de la naturaleza" y que ha recolectado a los inhumanos muertos pero no los ha matado (de hecho acusó a Coulson de hacerlo). ¿Pero si ninguno de ellos está cometiendo estos crímenes entonces quien?
 
Daisy y Mack le piden ayuda al doctor (y colega inhumano) Lincoln Campbell para que los ayude con Joey y con la misión de Coulson cuando son interrumpidos por el monstruoso Lash, un peligroso inhumano cuyas motivaciones son un misterio. Tras acabar con la vida de un miembro de seguridad del hospital, queda claro que las heridas que provoca son exactamente las mismas que tenían los inhumanos que Rosalind capturó por lo que se deduce que es él quien los asesinaba.
 
 
 
 
Este poderoso inhumano, que apenas es detenido por las balas de Mack y la fuerza combinada de Daisy y Lincoln, decide "escapar" del lugar cuando la policía llega para (intentar) restaurar el orden. Daisy y Mack se retiran mientras Lincoln se va por su propia cuenta.
 
De vuelta en la base, Fitz, quien regresó de Marruecos tras exponer su vida por un antiguo pergamino sobre el monolito, descubre que su única pista tiene escrita la palabra "muerte" en hebreo. Coulson, quien escapó junto a Hunter luego de su pequeño encuentro con los agentes de Rosalind, hace lo que nadie en la base quería hacer: conversa con Fitz para que siga con su vida y acepte la muerte de Jemma.
 
"Nada se siente normal porque nada se sentirá normal", le explica Coulson.
 
Luego de eliminar la última posiblidad que le quedaba para explicar la desaparición de Jemma (antes se había teorizado que ella fue encogida como en 'Ant Man' o que había sido transportada por el monolito como Red Skull en la primer cinta del Capitán América), Fitz se desespera y ataca el monolito gritándole que "haga algo" (Ian De Caestecker se luce aquí).
 
El episodio culmina con un escenario desértico en el que una persona está escapando de algo. Es nadie más y nadie menos que la mismísima Jemma Simmons quien no solo sigue con vida sino que se encuentra en un lugar que definitivamente no es la Tierra. ¿Donde está y de qué esta escapando? Tendremos que ver los siguientes episodios para averiguarlo.
 
----------------------------------
¿Qué te pareció este episodio? ¿Tienes más datos que te gustaría compartir? Puedes contactarte con el autor de este artículo a través de su cuenta de Twitter (@jcardenasarana) o mediante correo electrónico (jorge.cardenas@glr.pe). También podrás seguir esta y otras notas en nuestro grupo de Facebook Cultura Popular.

 

Te puede interesar