Claudia Dammert un talento baja el telón

el teatro peruano de luto. La destacada actriz falleció ayer a los 68 años. La lamentable noticia cayó como sorpresa al medio artístico.

6 Nov 2017 | 6:00 h

“Los años nos han hecho de roble”, nos dijo este año Claudia Dammert, orgullosa de ser parte de esa generación de actores que venció “los mil vientos”. En algún momento agradeció un ‘cargamontón’ mediático porque “nunca había sentido el rechazo”, salvo cuando “le cerraron los canales” o cuando fue encarcelada en el gobierno de Velasco por hablar en contra de la revolución en su unipersonal.

La actriz siempre tenía algo que decir (hasta del fútbol): con su trabajo, en las redes sociales y en las entrevistas. Madre, divorciada y con una carrera que no paró desde que se instaló en Lima luego de residir por años en la sierra. Este año la vimos en cine, teatro y esperaba estrenar un programa dirigido a las personas de su edad, un gran tema, que decía, hacía falta en la televisión local.

Dammert fue la primera mujer que tuvo un unipersonal en Perú. De hecho, luego de décadas, había vuelto a pararse sola y opinar desde un escenario con la Psicomedia (2013). “Era una actriz polifacética, podía hacer lo cómico y lo dramático. Fue lo primero que vi en stand comedy, cuando vine de Argentina. La busqué”, recuerda Osvaldo Cattone. Este año, ambos trabajaron juntos en la obra El té de las cinco en el emblemático Marsano. La actriz lo había hecho otra vez: un personaje en una comedia sobre mujeres, con dosis de telenovela como pretexto para hablar y reírse de la vida.

¿Será que la muerte es mi amiga desde hace tanto tiempo y por eso no me entristece su aparición?”, escribió la semana pasada en su cuenta de Facebook. Sin embargo, su partida fue inesperada, producto de un infarto. Su hermano José Dammert confirmó la noticia. Según sus colegas, la actriz planeó pasar su fin de semana viendo una obra teatral.

“Estoy devastado”, agrega Cattone. “Yo tengo 83 años y amo la vida. Sé que la muerte no es por orden cronológico pero esto... Su partida ha superado el dolor que sufrí cuando murió mi hermano”.

Dammert fue dueña de una gran vitalidad, talento y sentido del humor. Los jóvenes que trabajaron en el teatro con ella haciendo propuestas más independientes la recuerdan como alguien que colaboró siempre. “Hemos trabajado casi ocho meses este año, desde febrero. Tenía gran disposición”, sostuvo el productor Ángelo Condemarín, de Tu madre, la concho.

Este año brilló. Deliciosa fruta seca fue su primer protagónico en cine y hablaba precisamente de la mujer, de reencontrarse. “Siempre digo que hay dos caminos: ser una vieja de m... o ser una vieja sabia”, nos decía entre risas cuando comparó ese y otro de sus personajes. Por estos días, acababa de llegar de México como embajadora de ‘Viva Perú’, estaba planificando la temporada teatral 2018 y promocionaba el teaser de la cinta Sobredosis de amor que se verá en el 2018.

Carismática, era una defensora de cada uno de sus personajes: los que tenían drama, conflictos, lisuras “bien dichas”, hasta de los “exagerados” que tuvo que moldear. Como un juego “del destino”, como dice Cattone o como un cambio en el guion, se adelantó hace unos días y escribió. “Que mi partida sea una fiesta para todos los que me conocieron”.

Cine

  • La actriz fue parte del reparto de ‘Prueba de vida’, la cinta con Meg Ryan y Russell Crowe.
“Pienso que los actores mayores tenemos más fuerza, será que los años nos han hecho de roble. Hemos sido abatidos por mil vientos” .

Te puede interesar